Presidente Havel, condecorado en Francia

02-02-2001

El Presidente checo, Václav Havel, fue galardonado ayer en París con el Gran Premio de la Academia Mundial de las Culturas, entidad que centra sus actividades en la lucha contra la intolerancia y la xenofobia.

Václav HavelVáclav Havel El presidente Havel es la primera personalidad en la historia que recibe este galardón, creado en 1992 por el Premio Nobel por la Paz, Elie Wiesel. Representantes de la Academia Mundial de las Culturas señalaron que el Gran Premio se otorga a Havel por su "extraordinaria obra literaria" y su "histórica actividad política". La secretaria general de la Academia, Francoise Barret-Ducrosq, valoró a su vez la lucha de Havel contra el régimen totalitario, así como su papel crucial durante la división de la antigua Federación Checoslovaca.

"La Academia no pudo elegir mejor", dijo el Primer Ministro francés, Lionel Jospin, destacando la actividad de Havel en la disidencia checa, así como su labor literaria y filosófica. "Václav Havel, además de ensayista y escritor, es también un analítico sensible de los cambios en la sociedad occidental", destacó el Primer Ministro de Francia.

Según Havel, en el nuevo siglo Europa no debería ceder paso a la intolerancia, la agresividad y la violencia, sino por el contrario, demostrar la capacidad de convivir en armonía con los principios de la tolerancia y de la igualdad. "El mundo globalizado en el que nos encontramos tiene que basarse en el respeto mutuo de diversas identidades y culturas", subrayó el presidente checo, quien recordó también la gran influencia que ejerce la cultura política sobre el sistema político global.

Durante su visita de un día a París, el presidente Havel conversó también con su homólogo francés, Jacques Chirak, sobre las relaciones entre los dos países, así como asuntos respecto al funcionamiento de la Unión Europea y su reforma institucional. Chirak se expresó a favor de la pronta integración de los países candidatos a este ente.

02-02-2001