Premio a la mejor startup fundada por una mujer

La aplicación Grason, que ofrece a los restaurantes checos acceso a una base de datos de empleados, ganó el premio a la mejor startup fundada por una mujer.

Foto ilustrativa: Free-Photos, Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Free-Photos, Pixabay / CC0

Jarmila Kowolowská, foto: ČTJarmila Kowolowská, foto: ČT La empresa Grason ganó la versión checa del concurso Women Startup Competition. Grason es una aplicación a través de la cual se puede acceder una base de datos de empleados calificados, cuyos servicios pueden ser solicitados de inmediato por los restaurantes checos.

El concurso Women Startup Competition se realizó por tercera vez en la República Checa. En el pasado lo ganó por ejemplo una startup llamada Frusack que fabrica bolsas ecológicas para frutas y verduras.

Cómo funciona la aplicación Grason lo explica su fundadora, Jarmila Kowolowská.

“Tratamos de interconectar los restaurantes y los empleados. En caso de que falte personal o un restaurante por ejemplo necesite trabajadores para una hora pico, puede subir una oferta a la aplicación para el turno necesitado. Tenemos más de 700 personas calificadas para el trabajo. El trabajador se apunta para el turno y el restaurante lo tiene que confirmar. Viene a trabajar, le pagan, y se va a casa”.

Adam Kočík, foto: Archivo de J&TAdam Kočík, foto: Archivo de J&T El jurado del concurso, compuesto por inversores y representantes de grandes empresas, apreció sobre todo el hecho de que Grason aborde necesidades reales en la industria, como dice el director de J&T Ventures y miembro del jurado, Adam Kočík.

“Grason resuelve un problema real en la industria de restaurantes, que tiene una de las mayores fluctuaciones de empleados. Además, Grason es escalable. La aplicación tiene un gran potencial”.

Según Kočík, no es cierto que las empresas emergentes basadas en mujeres no se centren en el desarrollo de tecnologías más sofisticadas. Esto lo muestra, entre otras cosas, la variedad del enfoque de los finalistas del concurso este año.

“Se dice que las mujeres son más cuidadosas, más tenaces, etc., por lo que tienen mejores resultados. Sin embargo, los campos de enfoque son los mismos para los hombres y las mujeres. Me alegra ver que las ideas tecnológicas más avanzadas provengan de las mujeres. Muchas de las startups tenían tecnologías parecidas, sin tener en cuenta si la fundó un hombre o una mujer”.

El porcentaje de startups en el mundo que tienen al menos una fundadora sigue siendo alrededor del 17%, según datos de la plataforma de información Crunchbase. Sin embargo, según los organizadores del concurso Women Startup Competition, la cantidad, y sobre todo la calidad de las startups femeninas, está aumentando. El número de proyectos registrados en Chequia aumentó de 25 a 37.

El objetivo del concurso es motivar a más mujeres a crear sus propias empresas, dice una de sus organizadoras, Jana Hodboďová.

“Podemos ver que el número de startups de mujeres todavía es pequeño. Además, las mujeres que ya hacen negocios no son muy visibles. Por ello, el concurso pretende motivar a más mujeres a tener negocios, pero también quiere ayudar a las que ya los tienen”.

Entre los finalistas del concurso estaban por ejemplo la startup Snuggs que desarrolla bragas menstruales ecológicas, o el proyecto Ecokit de casas ecológicas.

La startup Grason tomará parte en la final internacional del concurso en Londres.