Premier checo: Periodistas israelíes tergiversaron mis declaraciones

20-02-2002

Las declaraciones del primer ministro checo, Milos Zeman, para la prensa israelí, en las que comparó a Yaser Arafat con Adolfo Hitler y sugirió a Israel la expulsión de los palestinos de su territorio, provocaron un escándalo internacional. Zeman insiste, no obstante, en que los periodistas israelíes tergiversaron sus palabras.

Primer ministro checo, Milos Zeman, foto: CTKPrimer ministro checo, Milos Zeman, foto: CTK En la declaración oficial emitida este martes, el premier Zeman desmiente haber comparado a Arafat con Hitler y destaca que las declaraciones publicadas por el diario israelí Haaretz no son exactamente las que pronunció durante su reciente visita a Israel.

El vicepresidente del Gobierno checo, Vladimír Spidla, matizó que el malentendido se debe al uso incorrecto del inglés; no precisó, sin embargo, quien se expresó mal en ese idioma, si el premier checo o el periodista israelí que le entrevistó.

El primer ministro checo aseguró ser consciente de la gravedad de la situación en el Medio Oriente y de la necesidad de lograr una solución pacífica. Pese a ello, el presidente de la República, Václav Havel, considera tan preocupantes las declaraciones de Zeman al diario Haaretz que recordó, mediante su portavoz Ladislav Spacek, la política exterior checa:

"El presidente Havel subraya que la política exterior checa respalda la reanudación del proceso de paz en el Medio Oriente y que él personalmente aboga por ello desde hace muchos años. En este sentido, la postura de la República Checa está en plena armonía con la política exterior y de seguridad de la Unión Europea".

Las declaraciones del premier Zeman en la prensa israelí han causado revuelo también a escala internacional. La Comisión Europea recalcó que espera de su futuro miembro un lenguaje muy diferente.

Alemania y Austria protestaron contra el pasaje en el que Zeman sugiere a Israel que haga con los palestinos lo mismo que hizo Checoslovaquia después de la Segunda Guerra Mundial con su minoría alemana, es decir, que les expulse.

La autonomía palestina no descartó la posibilidad de pedir una disculpa oficial a la República Checa y Egipto ha solicitado que se postergue la visita del primer ministro, Milos Zeman, a El Cairo, programada para finales del mes en curso.

20-02-2002