Praga será gobernada por una coalición de izquierda y derecha

18-11-2010

Cívico-demócratas y socialdemócratas se han puesto de acuerdo para crear una gran coalición ambidiestra en Praga. De esta manera, la fuerza más votada, Top 09, queda en la oposición y el alcalde mayor de la ciudad será Bohuslav Svoboda. Las manifestaciones en contra no se han hecho esperar.

Bohuslav Svoboda, foto: ČTKBohuslav Svoboda, foto: ČTK Tras la victoria de Top 09 en las elecciones municipales de Praga, todos esperaban una coalición de este partido bien con los civico-demócratas bien con la socialdemocracia. Al final han prevalecido los viejos esquemas, y el Partido Cívico Demócrata, que gobierna la ciudad desde hace casi 20 años, lo seguirá haciendo una legislatura más, esta vez con la nueva cara de Bohuslav Svoboda y el apoyo de la izquierda.

La maniobra ha despertado las protestas de una parte de la ciudadanía. Este miércoles se manifestaron en la plaza de Wenceslao unas mil personas, bajo la consigna “Vivimos en democracia, no en padrinocracia”. Sus críticas se centraron en el sistema electoral de Praga, dividido en distritos, que perjudica a los pequeños partidos, y sobre todo, en que no se haya respetado la voluntad de los votantes, al dejarse de lado a la formación ganadora.

Los motivos los detalla uno de los organizadores, Jaroslav Kuchař.

Foto: ČTKFoto: ČTK “No han llegado al consistorio pequeños partidos como los Verdes, que han superado el 5 por ciento que marca la ley, y aunque esto es correcto ‘de iure’, no lo es ‘de facto’. Lo segundo es que los partidos políticos se sirvieron de personajes reconocidos como candidatos que al final se dejaron de lado en las negociaciones, asumiéndose las viejas estructuras”.

De hecho, el candidato socialdemócrata a la alcaldía, Jiří Dienstbier, se ha mostrado en desacuerdo con la coalición y ha preferido distanciarse del proceso. Y es que con el consistorio praguense en el punto de mira de la opinión pública, desprestigiado por casos de corrupción e interferencias de la esfera empresarial, las recientes elecciones municipales funcionaron bajo la clave de la renovación.

De hecho, y aunque al final se haya apostado por el continuismo, una de las primeras medidas de Svoboda será la revisión de altos cargos en el Ayuntamiento. Se trata de una medida acordada con los socialdemócratas, como explica el vicepresidente del partido en Praga, Karel Březina.

Karel Březina, foto: ČTKKarel Březina, foto: ČTK “Creo que es algo que debería afectar a casi todos. No es ningún problema que se organicen concursos públicos y estas personas defiendan su posición”.

Entre las cabezas que pueden caer se encuentra por ejemplo Jiří Toman, director de la sección de inversiones municipales, relacionado con un caso de lavado de dinero. O Peter Ďuric, director de la sección de actividades comerciales, cuyo departamento sufre un alto nivel de corrupción, según los datos de una reciente inspección externa.

18-11-2010