“Praga para los amantes de la naturaleza es perfecta”

Laura es una española que disfruta los días de verano al máximo en la ciudad y nos cuenta sobre su estancia en la capital checa y sus lugares favoritos durante esta época de descanso.

Laura, foto archivo: Laura DomínguezLaura, foto archivo: Laura Domínguez Laura, como muchos extranjeros, decidió trasladarse a Praga por razones laborales. En su caso, recibió una oferta desde España de una empresa ubicada en Praga y dijo que sí sin dudarlo mucho.

Lo curioso es que antes nunca había pensado en la República Checa como un destino en donde vivir, sino que, al contrario, se trató de una oportunidad que se dio y que quiso aprovechar para probar algo nuevo y distinto.

“Y yo estaba en ese momento buscando algo nuevo, estaba buscando trabajo y la verdad es que no me importaba donde y me pareció una buena oferta y acepte así simplemente, pero antes la verdad es que nunca me había planteado el venir a este país, pero acepté la oferta y me mude y aquí estoy contenta, ha sido como un cambio de aires en mi vida.”

Laura, foto archivo: Laura DomínguezLaura, foto archivo: Laura Domínguez Dice que uno de los cambios más fuertes que percibió fue el trato con las personas ya que en España estaba acostumbrada a un tipo de comunicación diferente. Al principio fue difícil su adaptación, no solo por el hecho de no entender el idioma, sino también por la forma de ser de los checos.

Sin embargo, Laura cree que se trata de algo que cambia una vez se decide entrar de lleno en la ciudad y alejarse de las multitudes de turistas.

“La gente en el centro sobre todo es un poco, en España decimos secos, pero depende mucho, de la zona, pero yo creo que si te sales de lo turístico la gente es bastante amable y no sé en cuanto les digas unas palabras en checo ya como que se alegran, se sorprenden y te dice como “ahh pero por qué sabes checo”, entonces bueno los definiría como algo secos pero a la vez me gusta que son gente humilde y no sé puedes confiar en ellos, son buena gente en general.”

Laura vive en Nusle, una zona que está bien comunicada y queda cerca de lugares centrales como por ejemplo IP Pavlova. Agrega que no pasa mucho tiempo en el vecindario por el hecho de su proximidad a las partes más populares de la ciudad, pero aun así dice que le gusta su tranquilidad para vivir.

Náplavka, foto: Annette KrausováNáplavka, foto: Annette Krausová “Ahí la verdad no hago demasiada vida porque cuando quedo con mis amigos, suelo ir al centro, IP Pavlova, Žižkov, la verdad que ahí estar en casa, la compra y poco más, cerca de mi casa me gusta mucho Vyšehrad porque hay unas vistas fantásticas.”

Laura es como los praguenses, quienes suelen dedicar muy poco tiempo en sus viviendas durante el verano debido al buen clima y al diverso tipo de actividades que se pueden hacer durante estos tres meses de sol.

De lugares favoritos durante el verano, Laura comenta que es una ciudad ideal para los amantes de la naturaleza.

Cuando le preguntamos qué lugar suele frecuentar más en verano, Laura habla de Náplavka.

“Ir por Náplavka que es una zona así con gente joven, buen ambiente donde hay muchos sitios cool como de moda para tomar algo.”

Este verano Laura piensa disfrutarlo al máximo con sus amigos y tener experiencias inolvidables en la ciudad. Ir de fiesta, descansar en los parques y pasar un buen rato en las calles de Praga son algunos de los planes que recomienda a quien se encuentre en verano en la capital checa.

Vyšehrad, foto: Štěpánka BudkováVyšehrad, foto: Štěpánka Budková