Praga en las transformaciones de los siglos

12-07-2002

"Resucitar" y poner en escena obras casi olvidadas del pasado musical checo. Este es el objetivo de los Festejos de Verano de Música Antigua, festival internacional cuya tercera edición se celebra en estos días en Praga.

"Praga a través de los siglos", así reza el subtítulo de la revista que quiere familiarizar al público con los aspectos musicales de los festejos profanos y eclesiásticos de Praga de la época del renacimiento, barroco y clasicismo.

El visitante puede escuchar piezas que relucieron en los siglos 16, 17 y 18 y después desaparecieron en las profundidades del tiempo. El colorido auténtico se lo darán a las obras interpretadas los instrumentos de la época y la situación de los conciertos en los recintos históricos de la Praga antigua. Así una reconstrucción de la peregrinación con los restos mortales de San Norberto del año 1627 acompañada de escenas alegóricas se celebrará en el patio del monasterio premonstratense de Strahov.

La ópera de cámara "La Contesa de Numi" del compositor italiano Antonio Caldara, que fue estrenada en Praga en 1723 con motivo de la coronación del rey Carlos VI y en la que se presentará como solista Cristina Rosario, de Portugal, tendrá lugar en un monasterio de los dominicos. El Jardín de Wallenstein será testigo de "Las Gracias de Amor", de Cesare Negri, un espectáculo de danza y música que evocará la Praga del emperador Rodolfo II.