Praga albergará el sistema de navegación europeo Galileo

09-12-2010

El sistema de navegación satelital Galileo que competirá con el GPS estadounidense, tendrá su sede en Praga. La votación decisiva en Bruselas confirmó el gran apoyo que tenía la República Checa para convertirse en el primer país de los nuevos miembros en acoger una institución comunitaria.

Uno de los nuevos miembros de la Unión Europea será sede por primera vez de una institución comunitaria de peso tras la votación de este miércoles en Bruselas. Con 22 de 27 posibles votos a favor, Praga será el centro, administrativo, de Galileo, el sistema de navegación satelital que promete no solo competir con el GPS de los Estados Unidos, sino superarlo.

Jana Reinišová, representante checa en la Unión Europea, destacó el amplio apoyo recibido por Praga por los países miembros en detrimento de la otra ciudad candidata, la de Noordwijk, en Holanda.

“La gran mayoría de países apoyó la candidatura de la República Checa. Solo cuatro votaron al otro candidato y uno se abstuvo. El resto fue para nosotros. Confío en que el viernes ya tendremos el Galileo definitivamente. Según el procedimiento que habíamos acordado, quien consiguiera más apoyo en esta votación, sería confirmado el viernes. Pero hasta entonces no lo celebraremos. Mi colega holandés vino a felicitarme, pero no ha retirado su candidatura”.

Esta semana concluyen cuatro años de esfuerzos checos para lograr albergar esta nueva agencia. Ahora, como lo celebró el ministro de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, “el cosmos europeo puede girar alrededor de Praga”.

Entre 30 y 40 satélites conseguirán que Galileo supere la precisión y efectividad del sistema norteamericano GPS. El sistema ofrecerá un servicio más completo que su rival, no solo a los órganos de seguridad y emergencia, sino que también se notará el avance en telecomunicaciones, cartografía, entre otros, y en su aplicación más famosa, la navegación.

El sistema satelital Galileo cuenta con un presupuesto de 3.500 millones de euros y entrará en funcionamiento en 2014, pero la agencia debería ya mudarse a su sede definitiva durante el año que viene. Y tras la esperada confirmación del viernes, esa sede será el antiguo edificio de la Agencia de Consolidación Checa, en el barrio de Holešovice, por el que la Unión Europea pagará durante los cinco primeros años un solo euro como alquiler simbólico.

09-12-2010