Praga acoge a otro grupo de checos ucranianos

16-03-2015

Otro grupo de ucranianos descendientes de checos ha arribado a Praga este domingo en el marco del programa de repatriación aprobado por el Gobierno de la República Checa. Los checos ucranianos desean volver al país de sus antepasados debido al peligro que corren por el conflicto armado en Ucrania.

Miloš Zeman, photo: ČTKMiloš Zeman, photo: ČTK Un avión de la Fuerza Aérea checa aterrizó en Praga el domingo a mediodía, llevando a bordo a trece familias de checos de Ucrania. Los viajeros pisaron el suelo de sus antepasados y entonaron una canción popular checa. En el aeropuerto fueron recibidos por el presidente de la República, Miloš Zeman, quien recordó que desde el estallido del conflicto ucraniano le llegaban muchas cartas de checos de Ucrania que pedían ayuda, y también de ciudadanos de la República Checa que ofrecían alojamiento y trabajo a los checos ucranianos en caso de su repatriación.

”Me emocionó verdaderamente cuando recibí un sinnúmero de misivas en las que los ciudadanos de Chequia les ofrecen a ustedes alojamiento, y también trabajo. Confío firmemente que después de que hayan llegado al territorio de la República Checa, llegarán otras ofertas”.

Foto: ČTKFoto: ČTK Los checos de Ucrania fueron alojados por el momento en un hotel del Ministerio del Interior en la localidad de Červená nad Vltavou, en Bohemia del Sur, donde pueden quedarse hasta un año. Allí les ayudarán a realizar diversos trámites de orden administrativo y a buscar trabajo, e igualmente podrán asistir a cursos intensivos de checo para mejorar sus conocimientos de este idioma.

Stanislav, de 17 años de edad, es uno de los checos ucranianos que acaba de llegar al país de sus antepasados y, según afirma, quiere empezar aquí una nueva vida.

”Tengo aquí a mis padres, a mi hermano y también a mi tía. Lo primero que quiero hacer es comenzar a estudiar. Deseo estudiar y a la vez trabajar. Me gustaría trabajar de chófer”.

Foto: ČTKFoto: ČTK A comienzos de marzo llegaron a Chequia en autobús procedente de Ucrania los primeros 46 descendientes de checos y más tarde otros más que viajaron en automóvil. Actualmente se encuentran en este país 87 checos ucranianos y las autoridades de Praga concedieron el permiso de residencia permanente por el momento a 140 checos de Ucrania.

A mediados de enero, el Gobierno de Praga destinó más de 2,4 millones de euros para el programa de repatriación, que puede ser aprovechado por descendientes de checos en diversas partes del mundo, que se enfrenten a una situación de crisis, como la que reina actualmente en Ucrania.

El ministro de Relaciones Exteriores, Lubomír Zaorálek, no excluye la posibilidad de que el programa de repatriación continúe. De Ucrania podrían venir a la República Checa así hasta 500 checos.

16-03-2015