Postergan fecha de la firma de acuerdos sobre estación de radar

29-04-2008

En un mes se ha postergado la firma del acuerdo entre Praga y Washington sobre la estación de radar. El motivo radica en el apretado programa de la Secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice.

Condoleezza Rice (Foto: CTK)Condoleezza Rice (Foto: CTK) Condoleezza Rice no llegará el 5 de mayo a Praga para firmar con políticos checos el acuerdo sobre la instalación en este país de una estación de radar estadounidense. Según explicó el primer ministro, Mirek Topolánek, esa fecha no armoniza con su nutrido programa laboral.

“Condoleezza Rice podía permanecer en la República Checa sólo medio día. Hemos llegado a la conclusión que más efectivo sería postergar la fecha y firmar a la vez los dos acuerdos relacionados con el radar”, afirmó Topolánek.

El primer ministro está convencido de que en los primeros días de junio podrían ser firmados los dos convenios: el ya elaborado acuerdo sobre la instalación de la estación del radar en la República Checa, y el otro que debe reglamentar la estadía de soldados estadounidenses en territorio checo. Las negociaciones sobre este último no han terminado aún.

Foto: CTKFoto: CTK El Ministerio de RR.EE. checo informó por medio de su portavoz, Zuzana Opletalová, que la firma de los acuerdos simplemente se posterga en unas semanas, puesto que Condoleezza Rice realizará a inicio de mayo varias giras que incluirán, por ejemplo, Israel y Cisjordania.

Mientras que los políticos acuerdan la fecha para firmar los pactos sobre el radar, miembros de la organización ecologista Greenpeace ocuparon el lugar donde éste debería ser instalado en el polígono militar de Brdy, al suroeste de Praga. Su propósito es protestar contra la estación, según explicó Martin Kloubek, de dicha organización.

“Nos ordenaron retirarnos del lugar, pero no lo haremos. Estamos aquí sin permiso, pero nuestros políticos también carecen de mandato por parte de los ciudadanos checos para negociar sobre la estación de radar”, dijo Kloubek.

La organización Greenpeace prevé quedarse en el lugar varios días para realizar actividades de protesta. Pretende influir así sobre los diputados y senadores que son los que decidirán sobre el radar, independientemente de la firma de los acuerdos por parte de los políticos.

29-04-2008