Por tomar cerveza puede ir a la cárcel

29-06-2006

Los conductores que hayan consumido bebidas alcohólicas antes de manejar, podrían terminar en la cárcel a partir del primero de julio, cuando entren en vigor en la República Checa las nuevas leyes de tránsito.

Castigos mucho más severos aplicará la policía de tránsito a partir del primero de julio por no cumplir las normas de tránsito. El sistema de puntuación penal por las infracciones causa dolores de cabeza a la mayoría de los conductores checos que suelen violar alguna de las normas de tráfico.

Al superar la velocidad permitida, por ejemplo, un conductor indisciplinado puede recibir entre dos y cinco puntos penales. El que haya manejado después de haber consumido bebidas alcohólicas, puede ser penalizado con siete puntos o también puede ser demandado en juicio y enviado por los tribunales a la cárcel por un año.

Al tiempo que crece el nerviosismo de los conductores al acercarse la fecha de la entrada en vigor de las nuevas normas de tránsito, la Policía de Tránsito confía en que las mismas elevarán la seguridad en las carreteras checas. En estos días, según informó Rostislav Plachý, de la Presidencia de la Policía, se promueve un operativo, con el fin de preparar a los conductores a los nuevos cambios.

Foto: CTKFoto: CTK "El actual operativo en las carreteras checas persigue elevar la seguridad del tránsito al terminar en este país el año escolar y comenzar las vacaciones de verano, luego controlamos el estado técnico de los automóviles y, principalmente queremos preparar a los conductores a los cambios en la circulación vial que les esperan a partir de este sábado".

La Policía se prepara minuciosamente para asumir las nuevas responsabilidades. Además de la realización de cursos de capacitación de los policías de tránsito, se han invertido hasta ahora más de 80 millones de coronas, casi tres millones de euros, en la adquisición de nuevos radares, computadoras portátiles y otro material técnico. En otoño se procederá a la compra de motocicletas rápidas, nuevos automóviles y pequeños radares de mano, lo que requerirá de otras inversiones.

29-06-2006