Políticos checos destacan el deseo de Trump y Putin de reducir las armas nucleares

Los políticos checos han saludado la celebración de la reunión entre los presidente de EE.UU., Donald Trump, y Rusia, Vladimir Putin, en Helsinki. En la mayoría de los casos resaltaron el interés que expresaron los líderes mundiales por mejorar sus relaciones y cooperar.

Donald Trump y Vladimir Putin, foto: ČTK / AP Photo / Alexander ZemlianichenkoDonald Trump y Vladimir Putin, foto: ČTK / AP Photo / Alexander Zemlianichenko La reunión entre Trump y Putin era uno de los momentos más esperados por la opinión pública mundial. Para algunos círculos políticos se trata de una especie de buena señal de que se intenta hacer algo para que las cosas marchen mejor.

Después de finalizada la Guerra Fría, las relaciones entre Washington y Moscú han atravesado momentos buenos y otros menos. Las situaciones surgidas a partir de la anexión de Crimea y la guerra de Siria han tensado el diálogo entre la Casa Blanca y el Kremlin.

La reunión de Helsinki ha puesto una especie de alto en el camino y los principales líderes mundiales se han sentado a conversar y se han referido a temas de proyección universal, tal y como indicara el primer ministro checo, Andrej Babiš.

Jan Hamáček, foto: Alžběta Švarcová, Archivo de ČRoJan Hamáček, foto: Alžběta Švarcová, Archivo de ČRo “Establecieron una nueva manera de comunicación. Es muy importante que ambos se hayan declarado a favor de la reducción de las armas nucleares, por la lucha contra el terrorismo. Se ha tratado de una reunión muy esperada a nivel mundial. Tengo la sensación de que los dos líderes están dispuestos a mejorar sus relaciones”.

El ministro de RR.EE. checo, Jan Hamáček, hizo énfasis en que si bien no hubo compromisos concretos, los máximos representantes de EE.UU. y Rusia expresaron deseos de avanzar para reducir la proliferación de las armas nucleares.

“La disposición de dialogar sobre el desarme nuclear, la disposición de dialogar sobre una eventual cooperación en la búsqueda de una solución al conflicto sirio, son buenas noticias para el mundo entero”.

Petr Gazdík, foto: Jan Bartoněk, Archivo de ČRoPetr Gazdík, foto: Jan Bartoněk, Archivo de ČRo Una visión diferente expresó el presidente del movimiento de los Alcaldes e Independientes, Petr Gazdík, a quien no le gusta mucho el comportamiento del mandatario estadounidense.

“Esta reunión no ha traído nada nuevo. Lo que resulta sorprendente es que el presidente Trump se refiera a varios dictadores de manera favorable. Pero cuando habla de los aliados el tono es menos amable y los tilda de enemigos comerciales. Por medio de las elecciones democráticas se puede llevar al poder a una persona que no tiene el formato, la talla de estadista mundial”.

Una actitud más pragmática sobre el significado de la cumbre Trump-Putin fue transmitida por el líder comunista, Vojtěch Filip, hoy allegado al gobierno de Andrej Babiš.

Andrej Babiš, foto: ČTK / Michal KamarytAndrej Babiš, foto: ČTK / Michal Kamaryt “Las declaraciones para los medios de comunicación son una cosa y otra los resultados de las negociaciones. Después se demostrará si se ha tratado de un paso en la dirección correcta”.

Tras las conversaciones a puertas cerradas Donald Trump y Vladimir Putin comparecieron ante la prensa y valoraron de manera positiva la reunión mantenida. Coincidieron en que representa el inicio de un proceso que busca la normalización de las relaciones mutuas.

Fueron expresados deseos de cooperación y de ayudar a Israel en temas de seguridad, así como de mejorar la comunicación entre los miliares estadounidenses y rusos en Siria.