Políticos buscan salida del empate electoral

05-06-2006

Con un empate sin precedentes en la historia de la República Checa terminaron los comicios parlamentarios del pasado fin de semana. La derecha y la izquierda obtuvieron en el futuro Parlamento el mismo número de escaños, lo que imposibilita la composición de un gobierno mayoritario.

Václav Klaus y Mirek Topolánek (Foto: CTK)Václav Klaus y Mirek Topolánek (Foto: CTK) El ganador de los comicios es el conservador Partido Cívico Democrático. Esta formación junto con otros dos partidos de derecha, el democristiano Partido Popular y los Verdes, dispondrían en la Cámara Baja de 100 escaños. Con un número igual de diputados cuenta en el nuevo Parlamento la izquierda: el Partido Socialdemócrata y los comunistas.

El presidente de la República, Václav Klaus, encargó al líder del partido ganador la formación del nuevo gobierno. "Dimitiré en caso de no lograrlo" reaccionó el líder del Partido Cívico Democrático.

Topolánek confirmó la disposición de deliberar sobre una eventual coalición con la Unión Democristiana y los Verdes.

Jirí Paroubek (Foto: CTK)Jirí Paroubek (Foto: CTK) "Tengo la responsabilidad de proponer un gobierno capaz de cumplir su programa y obtener el voto de confianza por parte del Parlamento. No se tratará de una empresa fácil. Habrá que deliberar con todos, incluso con nuestro rival el Partido Socialdemócrata".

El primer ministro y líder socialdemócrata, Jiri Paroubek, rechazó la idea de formar gobierno con el Partido Cívico Democrático y propuso pasar a la oposición. Por otro lado, expresó su disposición de intentar de formar el futuro gobierno checo en caso de que su rival no lo logre.

El Partido Comunista propuso formar un "gobierno de acuerdo nacional". No obstante, se topó con el desinterés de los demás partidos.

Todo depende ahora de la disposición de los políticos de lograr compromisos. En caso contrario, en la República Checa podrían convocarse elecciones anticipadas, pero las negociaciones recién empiezan.

05-06-2006