Policías checos protegerán las fronteras exteriores de Europa en Bulgaria

06-09-2016

El presidente checo, Miloš Zeman, volvió a expresar la necesidad de trabajar intensamente en la protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea. Durante su entrevista con el presidente de Bulgaria, Rosen Plevneliev, este lunes, el mandatario ofreció el envío de policías a las fronteras de ese país con Turquía.

Los migrantes en Bulgaria, foto: YouTubeLos migrantes en Bulgaria, foto: YouTube Compartiendo fronteras con Turquía y Grecia, Bulgaria se vio fuertemente afectada por la ola migratoria. El cierre de la llamada ruta Balcánica representó una mayor amenaza para el país más pobre de la Unión Europea.

Los búlgaros supieron dar la talla y cumplieron con los compromisos adquiridos a nivel europeo. Bruselas envió ayuda y varios países comunitarios le respaldaron.

Foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRoFoto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo Durante la visita de Estado de este lunes a Praga, el presidente de Bulgaria, Rosen Plevneliev, se entrevistó con su homólogo checo, Miloš Zeman, quien ofreció ayuda al Gobierno de Sofía.

“Bulgaria refuerza sus fronteras con Turquía y es por eso que hemos decidido que la República Checa le ayudará enviando policías a su territorio”.

Conocido promotor del cierre de las fronteras exteriores de Europa, el mandatario checo dijo que como un reconocimiento por la labor realizada, Bulgaria debería ser aceptada en Schengen, el espacio europeo de libre circulación.

Rosen Plevneliev, foto: Archivo de la Oficina del Presidente búlgaro (CC BY 2.5 BG)Rosen Plevneliev, foto: Archivo de la Oficina del Presidente búlgaro (CC BY 2.5 BG) El presidente búlgaro, Rosen Plevneliev, expresó en Praga que el esfuerzo conjunto ayudará a proteger las fronteras del Viejo Continente.

“No queremos que se abra nuevamente la ruta balcánica, no queremos que surjan otras rutas en su lugar. Creemos que todos los países europeos, de manera conjunta, podemos garantizar la seguridad de las fronteras exteriores de Europa”.

Por su parte, el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, aseguró este lunes durante una visita a Belgrado, Serbia, que no se puede descartar que se repita una crisis de refugiados similar a la del año pasado.

El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, expresó su acuerdo para que agentes húngaros viajen a la frontera de su país con Bulgaria para reforzar la vigilancia, una cooperación que ya tiene lugar en el borde con Macedonia.

Como consecuencia de la ola migratoria, la República Checa ha participado ya en 10 misiones de ayuda internacional enviando agentes y policías de extranjería a Grecia, Eslovenia, Hungría y Macedonia.

06-09-2016