Policía realiza la mayor redada contra la pornografía infantil efectuada en Chequia

15-10-2009

Tras un año de investigación, la Policía detuvo a 160 personas en la mayor redada llevada a cabo contra la pornografía infantil en la historia de la República Checa. De los detenidos, una cuarta parte son mujeres y hay incluso agentes de la Policía.

A las cinco de la mañana del martes, de forma simultánea, casi un millar de policías irrumpían en 150 domicilios de sospechosos de tenencia y divulgación de pornografía infantil, repartidos entre Praga y el norte y sur de Moravia. Hace aproximadamente un año, el soplo a la Policía de Praga de la novia de uno de los detenidos, marcaba el comienzo de la investigación, cuyos primeros pasos recuerda Alena Kolářová, de la jefatura de Policía de la capital.

“Desde las primeras investigaciones quedó claro que se trataba de un individuo que poseía y distribuía gran cantidad de este tipo de material. El seguimiento de sus actividades nos llevó hacia otros que, de la misma manera, guardaban las imágenes que reenviaban de nuevo”.

De entre los detenidos, por el momento solo una persona se enfrenta ya a una acusación. El resto tendrá que esperar que continúe la investigación, que desde el martes cuenta con los más de trescientos ordenadores que fueron incautados en la redada. Los detenidos, de entre 20 y 70 años, y pertenecientes a diferentes capas sociales, se enfrentan a penas de hasta dos años en el caso de tenencia de pornografía infantil y de seis años en el de distribución. Entre los arrestados hay dos policías y un ex policía, y un cuarto del total son mujeres, aunque se piensa que el delito de la mayoría de ellas era el encubrimiento de sus parejas. El impacto que produce en la sociedad un escándalo de estas dimensiones y naturaleza, no pasa desapercibido tampoco para la responsable de la Policía, Alena Kolářová.

“Nuestra operación también tiene un carácter preventivo. Se ha demostrado que también en nuestro país ocurren delitos de este tipo que atentan contra la moral”. Entre las imágenes, que la Policía no ha difundido, se encuentran también escenas de sexo con animales, pero las de mayor impacto implican a adultos con niños de incluso un año de edad aproximadamente. La investigación continúa intentando averiguar si algunas de las imágenes caseras que se encontraron se corresponden con menores checos. La mayoría es material grabado en el extranjero y bien conocido por las unidades policiales que luchan contra la pederastia de otros países.

15-10-2009