Policía es declarado culpable de golpear a hombre indefenso, pero no recibe ningún castigo

19-08-2015

El policía checo que el año pasado fue acusado de agredir innecesariamente a un hombre en el suelo ha sido declarado culpable. El Tribunal sin embargo no le ha impuesto ningún tipo de castigo, al considerar que el mismo proceso judicial servirá de escarmiento para que el hecho no se repita.

Foto: ČTFoto: ČT La cámara de seguridad que por casualidad se encontraba en el sitio lo captó todo. El policía se lanzó hacia el cuerpo del motociclista caído, que permanecía inmóvil en la acera, y le encajó una patada. Más tarde, mientras su compañero fotografiaba la escena del siniestro, golpeó al accidentado dos veces más en la cabeza.

Era el resultado de una corta persecución. Un motociclista trató de huir de un control policial en el barrio praguense de Chodov. Fue perseguido por un auto patrulla que lo hizo desviarse de la carretera y caer sobre una vereda. El vehículo de los policías chocó a continuación contra una farola, lo que, a tenor de los acontecimientos, puso muy furioso a uno de los agentes.

Ladislav Stahl, foto: ČTLadislav Stahl, foto: ČT Ahora el Tribunal ha sentenciado que se dio abuso de autoridad por parte de funcionario público, pero sin embargo no ha establecido ninguna pena para el policía. Considera que el mismo proceso penal será suficiente para que ese tipo de comportamiento no se repita.

La Fiscalía, que había pedido como mínimo libertad condicional recurrirá la sentencia, anunció el fiscal Ladislav Stahl.

“Es una notable infracción de la Ley de Policía. La víctima yacía quieta en el suelo, estaba herida, no había motivo para actuar así”.

El agente, que podía haber sido condenado según la ley a hasta cinco años de prisión, se defendió indicando que se encontraba en shock y no pudo controlarse. En el accidente recibió heridas leves. El motociclista caído fue ingresado en el hospital con conmoción cerebral, un tobillo roto y heridas serias en la mano y en la cara.

Foto: ČTFoto: ČT La Dirección General de la Policía señaló que los agentes habían utilizado medios proporcionados a su alcance para apresar al fugitivo, sin embargo retiró más tarde del servicio a los dos hombres.

El caso guarda similaridad con lo sucedido en abril en la ciudad checa de Pardubice. Un agente de policía vestido de paisano quiso multar a un transeúnte que había cruzado la calle con el semáforo en rojo. Puesto que este quería huir del lugar, el agente lo apresó e inmovilizó a la fuerza en el suelo.

Todo fue grabado por un amigo del detenido con el teléfono móvil, por lo que el caso tuvo gran repercusión en las redes sociales. La Inspección de Policía ha resuelto recientemente que el agente actuó de acuerdo con los procedimientos legales y que por tanto no será sancionado.

19-08-2015