Policía antimotines y grupos antigitanos se enfrentan en České Budějovice

01-07-2013

Gases lacrimógenos, piedras, heridos, vehículos dañados y una serie de detenidos. Ese es el resultado del enfrentamiento protagonizado por policías antimotines y grupos antigitanos en la ciudad de České Budějovice el sábado.

Foto: ČTKFoto: ČTK La tensión aumenta en la sociedad checa. La Policía antidisturbios se enfrentó a grupos de extrema derecha en la Ciudad de České Budějovice el sábado con un saldo de 10 heridos y más de 30 personas detenidas.

Agrupaciones radicales convocaron una manifestación antigitana en el centro de la ciudad y después las turbas enardecidas se dirigieron al barrio Máj, habitado en su mayoría por gitanos.

Molestos por la difícil convivencia con algunos grupos de la etnia gitana, muchos ciudadanos se sumaron a la marcha de los extremistas. La Policía les cortó el paso y se desató una verdadera batalla campal, los manifestantes empezaron a lanzar piedras contra los uniformados que respondieron con gases lacrimógenos.

Debido a la tensión reinante permanecerán en el lugar miembros de las unidades antimotines, según informó a la Televisión Checa, el director de la Policía de České Budějovice, Radomír Heřman.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Los refuerzos de la Policía permanecerán hasta que no disminuya la tensión en el barrio Máj. Sobre la actuación de la Policía debo decir que realizó un buen trabajo, porque los grupos enemistados no tuvieron la posibilidad de enfrentarse de manera directa, y una de nuestras tareas es garantizar la seguridad de los ciudadanos”.

El guión aplicado el sábado se viene repitiendo con regularidad. El malestar social debido a algún conflicto entre miembros de la minoría gitana y el resto de la población es aprovechado por los grupos de la extrema derecha, según indicó la alcaldesa de la ciudad de Duchcov, Jitka Bártová.

“Se confirmaron mis temores de que este tipo de actividades son aprovechadas por los grupos extremistas”.

De acuerdo con estimaciones de la Policía los extremistas desplazaron al lugar a unas 400 personas que provocaron los disturbios y tratan de crear opinión en contra de la minoría gitana.

El detonador de la tensión fue esta vez una riña entre niños. De acuerdo con el diario Lidové Noviny, parece que un niño gitano agredió a un niño no gitano y tras la intervención de la madre del menor atacado estalló una acalorada discusión entre adultos.

El altercado cobró rápidamente grandes dimensiones y en cosa de minutos unas cien personas empezaron a agredirse verbalmente por lo que la Policía se vio obligada a intervenir.

Foto: ČTKFoto: ČTK Los disturbios sociales se repiten con cierta regularidad en el norte del país, región afectada por el desempleo y una amplia presencia gitana. Es la primera vez que la tensión y la violencia se apoderan de las calles de una ciudad como České Budějovice en el sur del país.

Los expertos aseguran que la sociedad checa no registra un proceso de radicalización, pero la tensión social ha empezado a llegar a otros lugares lo que resulta preocupante en momentos de crisis, económica y política.

01-07-2013