Policía Anticorrupción allana la sede del Gobierno Checo

Un comando de la Policía Contra el Crimen Organizado irrumpió en la sede del Gobierno Checo en la madrugada del jueves. Se trata de un operativo sin precedentes en la historia del país. De acuerdo con informaciones de diversos portales y medios de comunicación fueron detenidos antiguos diputados y altos cargos públicos.

Sede del Gobierno Checo, foto: Tomáš AdamecSede del Gobierno Checo, foto: Tomáš Adamec Importantes medios de comunicación del país como por ejemplo, el diario Právo, la agencia ČTK y la televisión pública, informan sobre el allanamiento de la sede del Gobierno checo por un comando de la Policía Contra el Crimen Organizado.

Partiendo de la gravedad de la situación, el portavoz de la Policía Anticorrupción, Pavel Hanták, fue muy escueto en sus declaraciones.

“En este momento no puedo ser muy concreto, ni vamos a facilitar información pormenorizada. Lo único que decir es que el operativo se lleva a cabo bajo la supervisión de la Fiscalía Suprema de Olomouc”.

Las primeras informaciones filtradas a los medios de comunicación indican que el comando irrumpió en la sede del Gobierno a las 12:30 de la noche, 90 minutos después de que miembros del Ejecutivo abandonaran las instalaciones.

Pavel Hanták, foto: ČTPavel Hanták, foto: ČT

De acuerdo con la Radiodifusión checa, medidas especiales no especificadas, transcurren también en el Ministerio de Defensa. Y todo parecer indicar que varias personas vinculadas con la vida pública y política fueron detenidas.

Entre los supuestos retenidos figuran el antiguo jefe de la bancada parlamentaria del oficialista Partido Cívico Democrático (ODS) Petr Tluchoř, el ex ministro de Agricultura Ivan Fuksa, Jana Nagyová, alto cargo del despacho del primer ministro, así como como Jiří Boček director de la cervecería Budvar y Ondřej Páleník, antiguo ex jefe del Servicio de Inteligencia Militar.

Jaroslav Spurný, experto del semanario Respect en temas de Servicios de Inteligencia, indicó a la televisión pública que por el momento resulta muy difícil decir a ciencia cierta qué motivó el operativo.

“En este momento desconozco los motivos, pero sin duda alguna se trata de un operativo de enormes dimensiones en el que participan unos 400 policías. Las acciones culminarán el sábado por la mañana en diferentes lugares. Lo único que sabemos es que se trata de una acción contra los llamados “padrinos” de Praga”.

Según informaciones de la agencia ČTK, el ministro del Interior, Jan Kubice, confirmó que como parte del inicio de un procedimiento penal dos fiscales y el jefe de la Policía Anticorrupción visitaron el miércoles por la noche al primer ministro, Petr Nečas.

La situación es confusa y tanto políticos oficialistas como de la oposición esperan que el jefe del Gobierno informe cuanto antes sobre lo ocurrido en la sede del Ejecutivo.