Pilsen celebra el título de Capital Europea de la Cultura 2015

09-09-2010

Dentro de cinco años, Pilsen tendrá la oportunidad de demostrar al mundo que es capaz de ofrecer mucho más que buena cerveza. La ciudad, situada al oeste de Bohemia, ha ganado el prestigioso título Capital Europea de la Cultura 2015.

Foto: ČTKFoto: ČTK Cuatro años de frenéticos preparativos y más de 560.000 euros invertidos han dado sus frutos. Pilsen ha sido elegida este miércoles Capital Europea de la Cultura 2015, título que compartirá con la localidad belga de Mons.

En un duelo fratricida, la meca de la cerveza checa ganó por un solo voto a la ciudad morava de Ostrava. Según el alcalde de Pilsen, Pavel Rödl, la victoria fue merecida.

Pavel Rödl, foto: www.plzen.euPavel Rödl, foto: www.plzen.eu “Creo que Pilsen se merece el título, sobre todo, por el cambio que ha experimentado durante los últimos 20 años. De una sucia ciudad industrial se convirtió en un lugar bonito, lleno de cultura y agradable para vivir. En este sentido, puede servir de ejemplo a otros países europeos”, destacó el alcalde.

Pilsen ganó el título con su programa de desarrollo cultural para los próximos diez años, que incluye la transformación de la antigua cervecería Světovar en un centro de cultura alternativa, la construcción de un nuevo teatro y una nueva galería de arte, entre otras cosas.

El título no es sólo cuestión de prestigio, sino que supone una importante inyección económica. La ciudad recibirá cerca de un millón y medio de euros de la Unión Europea. Se supone que el Estado checo contribuirá con otra suma elevada, afirma Petra Smolíková, del Ministerio de Cultura.

“En este tipo de proyectos, el Estado suele cubrir un tercio de los gastos, otro tercio lo paga el Gobierno regional y el último es financiado por fuentes privadas”, sostuvo Smolíková.

Sin embargo, los expertos en economía consideran como problemática la participación financiera del Estado checo en el desarrollo cultural de Pilsen. “No creo que sea un tiempo apropiado para semejantes caprichos”, comentó sarcástico el ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek.

Foto: ČTKFoto: ČTK Pilsen se ha comprometido gastar en 2015 en cultura, turismo, deporte y otros proyectos de ocio unos 120 millones de euros. Sin la ayuda del Estado, la ciudad tendría en el futuro graves problemas para cumplir con sus promesas.

La Capital Europea de la Cultura es elegida anualmente por un jurado europeo compuesto por trece expertos independientes en el área de la cultura: seis nombrados por el Estado miembro en cuestión y siete por las instituciones comunitarias.

Las aspirantes al título tienen que presentar un programa que resalte la dimensión europea del mismo y que contribuya al desarrollo cultural y social de la ciudad a largo plazo.

Este año han sido las Capitales Europeas de la Cultura la ciudad alemana de Essen, la húngara Pécs y la turca Estambul. En 2011 compartirán el título Tallin, en Estonia, y Turku, en Finlandia.

09-09-2010