Pilsen aspira a ser Capital Europea de la Cultura 2015

04-08-2009

Pilsen, metrópoli de Bohemia Occidental, es la tercera candidata checa a Capital Europea de la Cultura 2015. La ciudad de la cerveza quiere construir un nuevo teatro, una galería, una biblioteca y un espacio para artistas no profesionales.

Pilsen, una ciudad en la confluencia de cuatro ríos, ha sido desde tiempos remotos un cruce de caminos importantes entre el occidente y el oriente de Europa. Y además se produce aquí la mejor cerveza del mundo. Estas son las mayores divisas de Pilsen destacadas por los coordinadores de su candidatura a la Capital Europea de la Cultura 2015.

Yvona Kreuzmannová, directora artística del proyecto, opina que Pilsen es la ciudad checa que más merece el título.

“Se dedica sistemáticamente a su propia visión de la cultura ya desde los años 90. Se dirige a los ciudadanos y busca los espacios vacíos en la oferta cultural. La Alcaldía es conciente de que lo que se invierte en la cultura se recobrará a largo plazo porque aumentará el atractivo de Pilsen para visitantes, estudiantes y otras personas que deseen asentarse en la ciudad”.

Según Kreuzmannová, en Pilsen cada uno se siente bienvenido, ya sean nativos o extranjeros.

“La tradición cultural de Pilsen es muy fuerte, pero la ebullición que se nota aquí en este momento es un gran reto para el futuro”.

En el marco de su candidatura, Pilsen planea, por ejemplo, edificar un nuevo teatro según un proyecto diseñado por arquitectos portugueses. La antigua central eléctrica de la cervecería Prazdroj debería convertirse en un centro cultural. El título ‘Capital Europea de Cultura’ conlleva beneficios económicos, explica Yvona Kreuzmannová.

“La afluencia de visitantes es enorme con lo cual prosperan los servicios turísticos. Además da una buena imagen a las empresas incorporadas. Esperamos crear un fondo para apoyar la cultura en Pilsen, que se mantendría después del año 2015”.

Aparte de Pilsen, Ostrava y Hradec Králové aspiran a ser la Capital Europea de la Cultura 2015. Los concejales de Brno renunciaron a la candidatura en junio ya que consideraban los costes demasiado elevados. Junto con una ciudad checa llevará el título en ese año una ciudad belga.

04-08-2009