Pilladas varias cuentas bancarias por un gang internacional

24-08-2006

Delincuentes informáticos piratearon una decena de cuentas corrientes de los clientes del Banco Comercial. Según la investigación no fueron abusados los sistemas de la institución financiera, sino la banca electrónica en los ordenadores de los propios clientes.

Varios clientes del Banco Comercial se llevaron una sorpresa desagradable al revisar sus cuentas corrientes. El estado de sus finanzas disminuyó sin haber retirado ellos dinero alguno.

"El Banco Comercial ha registrado diez casos de abuso en los ordenadores personales de sus clientes. El banco ya se ha puesto en contacto con todos los clientes afectados y ha remunerado el dinero retirado sin autorización," declaró la portavoz del banco, Romana Ondrusková.

El dinero de los clientes acabó en diferentes cuentas en el exterior. Sin embargo, los policías especializados en criminalidad económica e informática que investigan el caso no creen que los delincuentes se hayan infiltrado en los sistemas internos del banco. Estiman que el robo se produjo por la imprudencia de los clientes que no respetaron las reglas de seguridad al trabajar con sus datos personales.

"En el pasado ocurrió un caso similar cuando un cliente, sin hacer caso de las condiciones de seguridad estipuladas, mandó reparar su ordenador con las claves secretas de comunicación con el banco. Y sucede que quien repara la máquina puede utilizar la banca electrónica del cliente", explicó Vladimír Smejkal, un experto en criminalidad informática.

El Banco Comercial reaccionó a esta noticia con el perfeccionamiento de sus instrumentos de la banca electrónica. Para evitar casos semejantes, fue implantado un nuevo modo de autorización de las operaciones financieras vía Internet que exige una confirmación de la transacción por un código enviado del teléfono móvil de cliente.

24-08-2006