Perú agradece solidaridad checa con víctimas del terremoto

03-10-2007

El embajador de Perú en la República Checa, Alberto Salas Barahona, agradeció a todas aquellas instituciones y personas que se han solidarizado con los afectados por el terremoto ocurrido recientemente en territorio peruano.

El devastador sismo ocurrido el 15 de agosto de este año en el Perú ha despertado una gran solidaridad internacional, a la que se ha unido también la República Checa. El embajador del Perú agradeció la ayuda ofrecida por instituciones y ciudadanos de este país, en un encuentro celebrado en el Colegio Internacional de Praga al que asistieron representantes de la empresa privada y estudiantes.

"Como Embajador del Perú en la República Checa, para mí ha sido una grata sorpresa ver el grado de solidaridad que las instituciones y empresas checas, así como los ciudadanos particulares y la comunidad de peruanos, han demostrado ante esta gran catástrofe en el Peru", declaró el Embajador Salas.

Cuarenta y ocho horas después de conocerse el lamentable hecho, el gobierno checo donó al Perú 250.000 dólares destinados a ofrecer ayuda humanitaria a los damnificados del sismo. Superada la emergencia inicial, los checos han ofrecido nuevamente su apoyo, esta vez en forma de una gran colecta de prendas de vestir.

"Fui contactado por Alena Vátková, quien tuvo la iniciativa de hacer esta recolección de ropa. Inmediatamente, el Colegio Internacional de Praga respondió masivamente a través del director, los profesores, los niños y los padres de familia. La comunidad de peruanos trabajó mucho. Hemos logrado recolectar casi tres toneladas de ropa", comentó el Embajador.

Alena Vátková es una maestra checa que, siendo una niña, vivió varios años en el Perú, por lo cual se siente muy cercana a aquel país, donde conserva buenos amigos. Por iniciativa personal se puso al frente de esta colecta de prendas de vestir, a la que pronto se unieron sus compañeros de trabajo de la escuela de idiomas James Cook Languages, las directivas y estudiantes del Colegio Internacional de Praga, la Asociación Internacional de Mujeres y un grupo de ciudadanos australianos residentes en el país.

Se reunieron de esta manera más de dos toneladas de ropa. El embalaje corrió a cargo de la empresa Interdean, y el transporte gratuito del envío hasta Perú fue ofrecido por DHL. El donativo será distribuido entre los habitantes de la región de Pisco e Ica a través de la organización internacional Cáritas.

Foto: autora

03-10-2007