Personeros europeos satisfechos con explicación de premier checo

21-02-2002

Las fricciones entre Praga y Berlín se han atenuado. El ministro de RR.EE. alemán, Joschka Fischer, quien visitó Praga, destacó que se logró superar la tensión surgida después de que el primer ministro checo, Milos Zeman, comparó en una entrevista para el diario israelí Haaretz a Yasser Arafat con Adolfo Hitler.

Joschka Fischer y Milos Zeman, foto: CTKJoschka Fischer y Milos Zeman, foto: CTK Las relaciones entre la República Checa y Alemania registraron últimamente serias fricciones a causa de las expresiones poco diplomáticas del primer ministro checo, Milos Zeman.

Hace un mes, Zeman defendió el traslado forzado de los alemanes de los Sudetes tras la Segunda Guerra Mundial, calificando a los sudetoalemanes de aliados de Hitler. La reciente entrevista de Zeman para el diario Haaretz, en la que comparó a Yasser Arafat con Adolfo Hitler y sugirió el traslado de los palestinos de Israel tampoco contribuyó al buen desarrollo de las relaciones mutuas. El jefe de Gobierno checo aseguró que el rotativo Haaretz tergiversó sus palabras, explicación que fue aceptada por el ministro alemán Joschka Fischer, que destacó el interés de su gobierno por el mantenimiento de buenas relaciones con la República Checa. El ministro señaló que las relaciones entre Praga y Berlín se encuentran en un nivel tan alto que no se pueden ver afectadas por semejantes turbulencias.

"Al gobierno alemán le resulta impensable la idea de que la República Checa, como futuro miembro de la Unión Europea, asuma posturas radicalmente distintas a las que defiende la Comunidad europea," dijo el ministro Fischer.

El jefe de la diplomacia alemana destacó además la peculiaridad de las relaciones entre Berlín y Tel Aviv que se desprende de la responsabilidad de Alemania por los crímenes de la Segunda Guerra Mundial.

El comisario europeo, Günter Verheugen, también expresó estar satisfecho con la explicación dada por Zeman. Sin embargo, los partidos de oposición checos Unión Democristiana y Unión de la Libertad, exhortaron a Milos Zeman a dimitir de su cargo por el daño internacional causado a la República Checa.

21-02-2002