Peres dice en Praga que nuevo Gobierno de Israel quiere la paz

31-03-2009

El presidente de Israel, Simon Peres, aseguró este lunes en Praga que el nuevo Gobierno de su país, liderado por Benjamin Netanyahu, se esforzará por llevar a cabo cuanto antes el proceso de paz en Oriente Próximo. Peres así lo declaró tras reunirse con su homólogo checo, Václav Klaus.

Simon Peres y Václav Klaus (derecha), foto: Christian FalveySimon Peres y Václav Klaus (derecha), foto: Christian Falvey Peres tenía previsto permanecer en Praga desde el lunes hasta el miércoles, pero acortó su estadía en la capital checa y decidió regresar a casa este martes para nombrar el nuevo Gobierno israelí, liderado por el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Las posturas anteriores de ese político en cuanto al conflicto entre Palestina e Israel y la nueva coalición gubernamental israelí, en la que participan los ultranacionalistas, han provocado temores sobre la continuación del proceso de paz en Oriente Próximo.

Sin embargo, Simon Peres reiteró en Praga que el nuevo Gobierno prometió cumplir los compromisos del Gabinete anterior para llegar a una solución pacífica.

Simon Peres y Václav Klaus (derecha), foto: CTKSimon Peres y Václav Klaus (derecha), foto: CTK “Benjamin Netanyahu prometió respetar los compromisos del Gobierno anterior. Creo que es un inicio prometedor”, dijo Peres y resaltó estar convencido de que no es posible resolver el conflicto entre Israel y Palestina a nivel bilateral, sino que habría que llegar a un acuerdo en el contexto de toda la región. Por su parte, Netanyahu ha prometido que su Gobierno negociará con todos los países vecinos de Israel para asegurar la paz en la zona.

Simon Peres apreció en Praga la postura del Gobierno checo en el conflicto bélico de Gaza que se produjo a principios de este año, poco después de que la República Checa asumió la presidencia rotativa de la UE. “El presidente y el Gobierno de este país nos apoyaron claramente, lo que aprecio mucho”, subrayó Peres tras reunirse con el presidente de la República Checa, Václav Klaus.

Ambos mandatarios visitaron el lunes por la tarde la fortaleza de Terezín, antiguo campo de concentración nazi situado en Bohemia del Norte, donde perecieron decenas de miles judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Peres acotó tras la visita al monumento que para las atrocidades del Holocausto no existe ningún perdón, reconciliación ni olvido.

31-03-2009