Pepinos españoles contaminados llegan a Chequia

30-05-2011

Las autoridades checas han decomisado este domingo un lote de 120 pepinos españoles de cultivo orgánico por sospecha de estar contaminados con la bacteria E.coli, que en Alemania ha matado ya a diez personas.

Foto: ČTKFoto: ČTK La Inspección Agraria y de Alimentos checa fue informada sobre la llegada de los pepinos contaminados españoles por medio del sistema de alerta temprana desde Alemania.

Los pepinos infectados habían sido adquiridos por la compañía checa Country Life, que los ha retirado de inmediato de sus tiendas. Sin embargo, cinco o seis personas han consumido la hortaliza contaminada y actualmente están bajo supervisión médica.

La tienda de Country Life, foto: Archivo de la compañía Country LifeLa tienda de Country Life, foto: Archivo de la compañía Country Life La portavoz de Country Life, Lubomíra Chlumská, ha adelantado que la firma solicitará una indemnización a la parte alemana.

“En caso de que se confirme la presencia de la bacteria en los pepinos, nos pondremos en contacto con nuestro proveedor alemán y supongo que éste contactará a su proveedor español. Por supuesto, vamos a pedir una indemnización por los pepinos que hemos perdido”, indicó.

El portavoz de la Inspección Agraria y de Alimentos checa, Michal Spáčil, volvió a llamar a la precaución a la hora de comprar verduras, pero reiteró que aún no se ha confirmado el origen geográfico de la infección.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Es conveniente ver si el vegetal proviene de España. Pero hasta el momento, ha sido contaminada sólo el pepino español que pasó por Alemania, así que se baraja la posibilidad de que la contaminación se produjo en Hamburgo y las cercanías, o sea, en la zona más afectada por la infección”, señaló.

En Alemania, la infección ha afectado a más de mil personas, diez han muerto y 300 han sido hospitalizadas en estado grave. La bacteria fue detectada también en Suecia, Gran Bretaña y Holanda. Sin embargo, resulta que los contagiados habían estado antes en Alemania.

El período de incubación de la enfermedad es siete días, aproximadamente, con síntomas de diarrea con sangrado. En algunos casos, la enfermedad afecta a los riñones causando el síndrome urémico hemolítico.

30-05-2011