Partido Comunista controlaría el procedimiento de las escuchas telefónicas

28-06-2002

Un diputado comunista al frente de la comisión parlamentaria que controla el procedimiento de las escuchas telefónicas, fue la propuesta presentada este jueves por el equipo del Partido Socialdemócrata y la "Coalición" que delibera sobre la formación del nuevo Gobierno.

Miroslav Grebenicek, Foto: CTKMiroslav Grebenicek, Foto: CTK La Comisión parlamentaria para el control de los dispositivos de Inteligencia y las escuchas telefónicas, llamada "La Gran Oreja", tiene vastas competencias: está plenamente informada de a quién, cómo y por qué la Policía y los servicios secretos pinchan el teléfono.

No es pues de extrañar que la propuesta de nombrar como el presidente de esta comisión a un diputado del Partido Comunista que nunca renunció a su pasado totalitario, haya causado gran revuelo en el escenario político checo.

Hana Marvanová, presidenta de la Unión de la Libertad-Unión Demócrata, formación integrante de la "Coalición", rechaza rotundamente dicha propuesta:

"Si durante los cuarenta años de su gobierno en este país el Partido Comunista utilizó dispositivos ilegales para escuchar las llamadas telefónicas de sus propios ciudadanos, es absurdo que uno de sus representantes encabece ahora la comisión que controla si no se abusa de tal procedimiento".

El Partido Cívico Democrático opina lo mismo. Su vicepresidente, Ivan Langer, destaca que su formación está en contra de que los comunistas ocupen cargo alguno en la Cámara Baja.

Por su parte, el Partido Socialdemócrata, ganador de los recientes comicios parlamentarios, promueve la representación proporcional en la dirección de la Cámara de los diputados e insiste en que los comunistas, que son la tercera fuerza política del país, tienen derecho de disponer del número correspondiente de cargos parlamentarios.

28-06-2002