Parlamento inició deliberaciones sobre Tratado de Lisboa

20-03-2008

La Cámara de Diputados inició este miércoles las deliberaciones sobre el Tratado de Lisboa, que persigue reformar las instituciones de la UE. El gubernamental Partido Cívico Democrático y el Partido Comunista buscan posponer los debates hasta otoño.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La ratificación del Tratado de Lisboa por el Parlamento checo se realizará en dos pasos. Tras la primera lectura iniciada este miércoles en la Cámara Baja, el texto del documento será examinado por los comités parlamentarios. En la segunda lectura, los diputados decidirán definitivamente sobre su ratificación.

El gubernamental Partido Cívico Democrático busca posponer los debates hasta otoño. Antes quiere que el Tribunal Constitucional examine el Tratado de Lisboa, para ver si el documento está o no en contradicción con la Constitución del país. El vicepresidente del Comité Extranjero de la Cámara, Tomáš Dub, del Partido Cívico Democrático, recalcó que se trata de proceso estándar.

“En caso de un documento de tanta importancia, es un proceso estándar. No buscamos probar la invalidez del Tratado de Lisboa, sino que sólo deseamos que el Tribunal Constitucional lo examine. Antes de ratificarlo, necesitamos comprobar que no exista ningún punto de conflicto con la Constitución nacional”, señaló Dub.

Otros que persiguen frenar las deliberaciones son los diputados del Partido Comunista. Éstos opinan que deben ser los ciudadanos quienes decidan sobre la ratificación del documento y piden un referéndum. El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Lubomír Zaorálek, sostuvo que no hay ningún motivo para realizarlo.

“Creo que es bueno que el Parlamento decida sobre el Tratado de Lisboa. Debatimos sobre el referéndum, pero el proyecto no tuvo el apoyo suficiente como para llevarlo a cabo. Repito que es correcto que el documento sea ratificado por el Parlamento y, además, en Europa es habitual”, indicó Zaorálek.

El Tratado de Lisboa, que sustituye la Constitución Europea rechazada en 2005 en los referendos de Francia y Holanda, ya fue ratificado, por ejemplo, en Hungría, Eslovenia, Rumania y Francia. En caso de que el documento sea ratificado por los 27 países comunitarios este año, entraría en vigor a partir de 2009.

20-03-2008