“Para México, el Bicentenario es tiempo de reflexión”

09-02-2010

Un doble aniversario redondo celebra este año México: el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución. El embajador de ese país en Praga, José Luis Bernal, cree que además de ser un tiempo de celebraciones, 2010 debe ser el año de la reflexión para los ciudadanos de su país.

Exposiciones, charlas, conferencias, ciclos de cine, muestras gastronómicas. El programa de celebraciones de México en Chequia es nutrido, en este año del Bicentenario. Pero los mexicanos no estarán solos, explica el embajador José Luis Bernal.

Foto: autorFoto: autor “Son cinco países de América Latina que este año estamos celebrando el Bicentenario de la Independencia: Argentina, Chile, Colombia, Venezuela y México. Para el caso de México coincide la celebración también del primer Centenario de la Revolución, que comenzó en 1910, en términos históricos, y concluye en 1917. Es decir, estamos hablando, en los dos casos, de inicios de procesos”.

En ese sentido, el embajador José Luis Bernal cree que hay muchas similitudes en los inicios de ambos procesos revolucionarios y libertarios en su país.

“La lucha por la independencia en México es la culminación de una preparación de muchos años. No solamente de los insurgentes sino de la preparación del surgimiento de una clase local que es la que se rebela contra el estado de cosas y lucha por la creación de un Estado nación independiente. Igual en la revolución mexicana se acumularon tensiones, diferencias de clase y formación de grupos a nivel regional y a nivel central que llevaron a que en 1910 se iniciara ese movimiento revolucionario”.

Foto: autorFoto: autor Y en el marco de esas dos fechas tan importantes, el embajador Bernal dice que, principalmente, será un tiempo de reflexión para los habitantes de su país.

“Para México es sobre todo un momento de reflexión. Y nos hemos fijado este año como el año de esa reflexión histórica, de aprender del pasado. Qué es lo que hicimos, qué es lo que dejamos de hacer. Qué es lo que hicimos mal y qué podemos hacer mejor. Y sobre todo proyectar algunos planes, políticas, programas de desarrollo, de concertación política, de presencia internacional, de apoyo a nuestras juventudes, de educación. En general, de seguir formando la nación mexicana proyectada hacia el futuro y por eso queremos aprovechar esa efeméride doble de 2010”.

Durante todo el año se irán sucediendo las celebraciones mexicanas en la República Checa. Por lo pronto, ya hay una exposición fotográfica en el Museo Judío de Praga y un par de ciclos de cine que rescatan la cinematografía de ese país.

Una versión larga de la entrevista con el embajador José Luis Bernal aparecerá este fin de semana en el espacio Panorama Checo.

09-02-2010