Para los checos la UE es sinónimo de libertad, pero también de despilfarro

18-02-2014

Para la mayoría de los checos la Unión Europea representa algo positivo. Gracias a la membresía del país en la organización es posible viajar, estudiar y trabajar en cualquier país comunitario. Eso se desprende del último informe preparado por el Eurobarómetro.

Foto: Free Digital PhotosFoto: Free Digital Photos La Comisión Europea realiza con regularidad encuestas para conocer el nivel de satisfacción de los ciudadanos con las instituciones comunitarias. El sondeo celebrado en junio un año antes de las elecciones al Europarlamento, arrojó resultados interesantes para la República Checa.

A pesar de que algunos sectores políticos mantienen posturas adversas de cara a las instituciones comunitarias, el sondeo del Eurobarómetro demuestra que los ciudadanos ven a la Unión Europea con ojos más favorables, según indica Vojtěch Hündl, responsable local de la encuesta.

“Para la mayoría de los checos la Unión Europea representa libertad para viajar, estudiar y trabajar. Esto quiere decir que podemos trasladarnos a cualquier país europeo y hacer ahí nuestra vida. Más del 50% de los ciudadanos checos así lo aseguran, lo que supera la media europea“.

Pero por ejemplo, el antiguo mandatario checo, Václav Klaus, es un euroescéptico de la línea dura que a largo de dos periodos presidenciales se negó a izar la bandera europea en el Castillo de Praga.

Por supuesto un sector de la población no comparte ese entusiasmo y critica el funcionamiento de la Europa comunitaria, subrayó Hündl.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová “En la encuesta aparecieron también aspectos negativos. Para el 30% de la población la Unión Europea representa un gran despilfarro de dinero y mucha burocracia“.

De acuerdo con el experto las posturas positivas o negativas con respecto a la Unión Europea reflejan la manera de pensar de los diferentes sectores que integran la sociedad.

“Las asociaciones positivas para con la Unión Europea las tienen estudiantes y personas con un índice socioeconómico superior. Por el contrario los ancianos y las personas de bajos recursos sostienen que la institución derrocha el dinero y es una fuente de desempleo”.

A diferencia de los jóvenes que destacan las grandes posibilidades de viajar, estudiar y trabajar, muchas personas mayores y jubilados valoran que la Unión Europea representa una garantía de paz en el Viejo Continente.

18-02-2014