Para los checos, ganar la Copa Davis no es una utopía

17-09-2009

Radek Štěpánek y Tomáš Berdych abrirán este viernes el desafío contra Croacia en las semifinales de la Copa Davis. La serie se jugará en superficie de tierra batida en la ciudad croata de Porec. Los checos sueñan con llegar a la final.

Jan Hernych, Radek Štěpánek, Tomáš Berdych y Jan Hájek, foto: ČTKJan Hernych, Radek Štěpánek, Tomáš Berdych y Jan Hájek, foto: ČTK Štěpánek se medirá en la primera jornada con el número dos croata, Ivo Karlovic, mientras que Berdych jugará con el mejor jugador local, Marin Cilic, decimoquinto tenista del mundo.

Štěpánek y Berdych, número 17 y 18 del ranking mundial, respectivamente, deberían protagonizar también el dobles del sábado, aunque el capitán Jaroslav Navrátil apuntó para el partido a Lukáš Dlouhý, reciente ganador del Abierto de EE.UU., y Jan Hájek. Sin embargo, una hora antes del encuentro puede cambiar la convocatoria.

Tomáš Berdych, foto: ČTKTomáš Berdych, foto: ČTK El capitán prefirió convocar a Hájek, a pesar de que se sitúa más de cien escaños por debajo de Jan Hernych en el ranking mundial.

“Su posición en el ranking mundial no es tan importante. Me parece que actualmente juega en la tierra batida mejor que Hernych. Decidí así sólo en este caso concreto, la convocatoria puede ser completamente diferente en el próximo encuentro”, mencionó Navrátil.

Con esas palabras, el capitán insinuó que las ambiciones del equipo checo son grandes esta temporada. “Ganar la Copa Davis no es una utopía”, subrayó. En caso de imponerse ante Croacia, los checos chocarían en la final probablemente con los españoles, favoritos de las segundas semifinales contra Israel. Y si no juega Rafael Nadal, que aún no se curó del todo de su lesión, las posibilidades de ambos equipos estarían igualadas, expresó Navrátil.

Pero semejantes especulaciones son prematuras, sabe muy bien el capitán checo. Primero hay que superar al peligroso equipo croata, que además jugará de local. Navrátil se mostró contento con el campo de juego de la ciudad de Porec.

“El recinto, que puede acoger a unos 5.000 espectadores, es muy bonito. Lo único malo es que la iluminación en el centro de la pista es insuficiente y en las cercanías de la red la superficie es demasiado blanda, pero esos detalles deberían arreglarse antes del viernes”, dijo.

La República Checa se enfrenta a Croacia por primera vez en la Copa Davis. En 2005, los croatas conquistaron la Ensaladera de Plata. Los checos, por su parte, la ganaron en 1980 bajo bandera checoslovaca. La última vez que Chequia consiguió llegar hasta las semifinales fue en 1996.

17-09-2009