Países vecinos recomiendan no consumir bebidas alcohólicas de Chequia

18-09-2012

El problema del alcohol adulterado supera las fronteras de la República Checa. Las autoridades de Alemania, Polonia, Eslovaquia y Lituania advierten a sus habitantes sobre el peligro que puede representar para su salud el consumo de bebidas alcohólicas procedentes de Chequia.

Foto: ČTKFoto: ČTK El Ministerio de Salud prohibió el viernes la venta de alcohol fuerte en todo el territorio nacional para evitar intoxicaciones y muertes por la ingesta de bebidas adulteradas con metanol.

Ya son más de 20 las víctimas mortales, el número de hospitalizados por intoxicación supera los 40 y todo parece indicar que no se trata de la cifra final.

El Gobierno trabaja intensamente en la búsqueda de una solución efectiva en la lucha contra la red ilegal que produce y distribuye alcohol adulterado en el país, según indica el viceministro de Industria y Comercio Jiří Jirka.

“Tratamos de encontrar una solución a dos niveles. En primer lugar reanudar el mercado seguro de bebidas alcohólicas y en segundo lugar debemos decidir qué hacer con las botellas retiradas de la venta”.

Jiří Jirka, foto: Archivo del Ministerio del InteriorJiří Jirka, foto: Archivo del Ministerio del Interior Como resultado de la prohibición decretada por el ministro de Salud, Leoš Heger, el viernes pasado, fueron retiradas del mercado 20 millones de botellas de alcohol que permanecen en las bodegas de supermercados, bares y restaurantes.

El viceministro Jirka considera que una manera de reanudar el mercado es poner a la venta productos nuevos y seguros, mientras se decida sobre el futuro de las botellas en ‘cuarentena’.

Las consecuencias del alcohol adulterado son tan graves que las autoridades de los países vecinos, como por ejemplo Alemania, Polonia, Eslovaquia, a los que se sumó Lituania, advierten a sus ciudadanos sobre el peligro que representa para su salud el consumo de bebidas alcohólicas de Chequia.

Los eurodiputados Pavel Poc y Milan Cabrnoch coinciden en que el tema del problema del metanol en Chequia debe ser debatido en el Parlamento Europeo, debido a la dimensión cobrada.

El diputado Cabrnoch desea que el ministro de Salud, Leoš Heger, explique lo ocurrido ante la Eurocámara para evitar que sufra el prestigio de la República Checa a nivel comunitario.

Los europarlamentarios no descartan que el alcohol adulterado sea uno de los temas de los debates de la reunión de los ministros de Agricultura a celebrarse en Bruselas los días 24 y 25 de septiembre.

18-09-2012