Países del Grupo de Visegrado coordinarán su política de cara a la UE

21-07-2010

Los líderes del Grupo de Visegrado se dieron cita en Budapest para dialogar sobre la seguridad energética y trazar una estrategia conjunta de cara a la Unión Europea.

El primer ministro checo, Petr Nečas, se estrenó en política internacional. Su primera visita oficial al extranjero le llevó esta semana a Eslovaquia y acto seguido viajó a la cumbre del Grupo de Visegrado, en Hungría.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK Los temas centrales de la cita de Budapest fueron la seguridad energética, la creación de nuevos puestos laborales, el aumento de la credibilidad de la región y la consolidación de las finanzas públicas.

Para el primer ministro Nečas las finanzas públicas y la responsabilidad presupuestaria son los temas de mayor envergadura en la región.

„Me parece sumamente importante que los cuatro países del Grupo de Visegrado coincidan en que una de las prioridades del momento es lograr la estabilización de los presupuestos nacionales. No debemos olvidar que existe una estrecha vinculación entre todos y cada uno de éstos países y sus economías”, indicó Nečas.

Petr Nečas e Iveta Radičová, foto: ČTKPetr Nečas e Iveta Radičová, foto: ČTK Tras un año al frente del Grupo de Visegrado, Hungría entregó la presidencia itinerante de la agrupación a Eslovaquia. Después del traspaso de poderes, la primera ministra eslovaca, Iveta Radičová, insistió en la necesidad de fortalecer aún más la cooperación entre los cuatro países y sugirió celebrar reuniones del Grupo de Visegrado antes de las cumbres de la Unión Europea, con el objetivo de coordinar la política regional de cara a Bruselas.

Es la primera vez, después de varios años, que los cuatro líderes del Grupo de Visegrado comparten la misma corriente política. Tras las recientes elecciones en Praga y Bratislava los cuatro países tienen ahora gobiernos de centroderecha con muchos puntos de coincidencia. El Grupo de Visegrado lo integran Polonia, Hungría, Eslovaquia y la República Checa.

Petr Nečas, Iveta Radičová, Viktor Orbán y Donald Tusk, foto: ČTKPetr Nečas, Iveta Radičová, Viktor Orbán y Donald Tusk, foto: ČTK Para el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, es de vital importancia profundizar la cooperación económica para conseguir una mayor participación en los mercados comunitarios y evitar la aparición de lo que llamó “Cortina financiera” que separaría a la región del resto de Europa.

Orbán recordó que el 2011 será el “Año de Europa Central en la Unión Europea”. El primer semestre la presidirá Hungría y el segundo Polonia, según Orbán hay que trabajar duro para imponer las prioridades centroeuropeas a nivel comunitario

Entretanto, el primer ministro checo, Petr Nečas, aprovechó las conversaciones bilaterales con su homólogo húngaro, para recordar el ofrecimiento del alquiler de 14 aviones de producción checa L-159 para el entrenamiento de pilotos.

La Fuerza Aérea checa emplea los aviones L-159 para el entrenamiento de los futuros pilotos de aviones caza Jas-39 Gripen. Praga y Budapest habían mantenido conversaciones al respecto en marzo y todo parece indicar que el acuerdo final podría firmarse todavía este año por representantes de los Ministerios de Defensa de ambos países.

21-07-2010