Ostrava quiere ser Capital Europea de la Cultura 2015

28-04-2009

Ostrava aspira a convertirse en la Capital Europea de la Cultura del año 2015. Este prestigioso título conlleva la oportunidad de resucitar el escenario cultural de la urbe, completar la infraestructura faltante y hacerse visible ante los ojos de los europeos y de los habitantes de su propio país. En 2015 se otorgará a una ciudad checa y una de Bélgica.

OstravaOstrava Ostrava es una ciudad donde se encontraron los Rothschild con el ex presidente comunista checoslovaco Klement Gottwald. Así dice con cierta exageración el productor fílmico Čestmír Kopecký, que coordina la candidatura de la metrópoli de Moravia del Norte a Capital Europea de la Cultura 2015.

Conseguir el título significaría identificarse con orgullo con su pasado, pero con miras al desarrollo futuro. Situada en las inmediaciones de la frontera con Polonia y Eslovaquia, Ostrava ya era la ciudad europea de la cultura en los años 30 del siglo XX, cuando convivían aquí las comunidades judía, alemana, polaca y checa. Ese estatuto lo perdió la urbe con el socialismo, señala Kopecký.

“Comparando con otras ciudades checas como Pilsen, Hradec Králové y České Budějovice, Ostrava es muy distinta. Durante años suministraba carbón y hierro al país, lo que la marcó muchísimo. Fue construida como una gran fábrica con barracas. Es atípica, tiene su cara propia, con la que puede enriquecer a Europa”.

En los preparativos de la candidatura participan más de cien instituciones culturales y educativas, políticos independientemente de su afiliación partidista, organizaciones sin ánimos de lucro y empresarios privados como la fábrica de Vítkovice, artistas, pintores y filatelistas, teatros y restaurantes. Uno de los objetivos es fomentar la creatividad de los 360 mil habitantes de Ostrava, especialmente de la generación joven.

Čestmír Kopecký, oriundo de Praga, conoció Ostrava poco después de terminar su carrera universitaria de cine.

“Tiene una estructura social absolutamente diferente. Lo primero que se me ocurre cuando se dice Ostrava es el poeta Petr Bezruč. Es una poesía fascinante que está más cercana a mis opiniones y mis gustos”, sostuvo Kopecký.

La inscripción para la Capital Europea de la Cultura se presenta el 31 de octubre de 2009. Aparte de Ostrava compite por el título Pilsen. Una comisión integrada por trece expertos decidirá sobre la candidata ganadora a finales del año 2010.

28-04-2009