Organizaciones No Gubernamentales dicen que el Gobierno no lucha contra la corrupción

El Gobierno no lucha lo suficiente contra la corrupción. Así lo aseguran dos Organizaciones No Gubernamentales. Sostienen que el oficialismo no cumple lo que prometió en su programa, y que se han aplicado medidas mínimas.

David Ondráčka, foto: Jana Přinosilová, ČRoDavid Ondráčka, foto: Jana Přinosilová, ČRo El director del capítulo checo de Amnistía Internacional, David Ondráčka, ha asegurado que el Gobierno del primer ministro Andrej Babiš no ha creado instrumentos para proteger a las personas que denuncian actos de corrupción.

A pesar de que se ha tratado de compromisos contenidos en el programa de gobierno, tampoco se ha facilitado el acceso a la población a las informaciones públicas, insistió Ondráčka.

"Obviamente, la agenda anticorrupción no se encuentra demasiado alta en las prioridades del Gobierno, o se trata solo de una expresión verbal. Las acciones reales mantienen su status quo o se trata de propuestas potencialmente peligrosas. Me temo que este Gobierno no entrará en la historia como un Gobierno anticorrupción".

El Ministerio de Justicia puso el grito en el cielo y ha rechazado las críticas. El portavoz de la cartera, Vladimír Řepka, dijo a la Radiodifusión Checa que la ley sobre la protección de los alertadores de corrupción será debatida por el Ejecutivo a finales del mes en curso.

Vladimír Řepka, foto: ČT24Vladimír Řepka, foto: ČT24 "El Ministerio de Justicia ha preparado tres leyes específicas. La Ley de la Contraloría General, respaldada por el Gobierno y presentada a la Cámara de diputados, que fue aprobada en diciembre de 2018. Luego tenemos una ley sobre el cabildeo, que hasta el momento no había existido dentro del marco legal. Ésta fue presentada al Gobierno el 27 de diciembre del año pasado".

Para Josef Kralický de la ONG Reconstrucción del Estado (Rekonstrukce státu) el programa de gobierno menciona las áreas de subsidios, contratación pública y administración de empresas estatales. “Estas son quizás las tres áreas más candentes a largo plazo, incluido el Servicio de Información y de Seguridad. Pero en estas áreas, el Gobierno no ha presentado planes".

Los activistas indican que Babiš desde un principio ondeó la bandera de la lucha contra la corrupción e incluso invitó a varias ONG a participar en sus programas, recordó el comentarista de la Radiodifusión Checa, Radko Kubičko.

Radko Kubičko, foto: Eva Turečková, ČRoRadko Kubičko, foto: Eva Turečková, ČRo "Gradualmente, todas estas organizaciones se han ido separando del oficialismo. Resulta evidente que este Gobierno ha caído en la misma situación de los gobiernos anteriores. Y algunos asuntos ya no resultan tan interesantes como lo parecían antes de la llegada de Andrej Babiš al poder".

El Gobierno minoritario de coalición, integrado por el movimiento ANO, del primer ministro Andrej Babiš, y la Socialdemocracia, a la vez apoyados por los comunistas, aprobó medidas, en diciembre, que han de aplicarse a lo largo del nuevo año para hacer frente a la corrupción, indicaron fuentes del oficialismo.