Oraciones por las víctimas de los ataques en Madrid y por los terroristas

17-03-2004

"Rezo por las víctimas y para que no vuelva a ocurrir". "Contra la violencia, por la paz, el amor y el perdón". "Estamos con Uds." "¿Por qué?" Con estas palabras los habitantes y visitantes de Praga expresaron en la Embajada de España sus condolencias por las víctimas de los atentados terroristas en Madrid. Esas palabras sonaron a menudo también durante la misa oficiada en la memoria de los doscientos inocentes ayer martes en la iglesia de Santo Tomás en Praga.

Por los asesinados y los heridos, por sus prójimos, y también por los terroristas rezaron los creyentes en Praga durante la misa celebrada por el padre Juan. El sacerdote español residente en la República Checa explicó por qué deberíamos buscar el perdón para los que habían colocado las bombas en Madrid.

"Respondo con San Augustín. No podemos responder nunca al terrorismo con más terrorismo. Hay que odiar el pecado, pero amar al pecador, éste es el sentido. Yo odio la acción terrorista que ha matado a muchísima gente - lo peor que puede pasar -, pero amo al terrorista porque es hijo de Dios y pido al Señor por él para que cambie su corazón y para que se dé cuenta de que hay que luchar por la vida y no hay que luchar por la muerte".

De izquierda: Jan Kasal, Petr Pithart, Cyril Svoboda, foto: CTKDe izquierda: Jan Kasal, Petr Pithart, Cyril Svoboda, foto: CTK En nombre del Gobierno y de todos los ciudadanos checos expresó la solidaridad con las víctimas de los atentados del 11-M el ministro de Asuntos Exteriores, Cyril Svoboda.

"Muy difícilmente se buscan palabras de consuelo para los familiares de las íctimas. Pero hay que decir que la vida continúa y mirar al futuro. La lección de lo ocurrido es que hay que enfrentarse al mal, que tiene muchas formas desde las más suaves hasta las más brutales, que es el terrorismo. Yo quisiera transmitirles que la República Checa no se dejará vencer por el terrorismo, no se retirará y seguirá luchando contra este mal".

A los que se preguntan por qué Dios permitió esta tragedia, el padre Juan dice: "Dos palabras. Que Dios no permitió, que Dios no quiere esto, y simplemente con ellos miro a la cruz".

17-03-2004