Ola de frío amenaza a las personas sin hogar

30-01-2012

Las alcaldías del país buscan con urgencia dónde refugiar a las personas sin hogar. El fuerte frío que llegó a la República Checa en estos días procedente de Siberia, representa un grave peligro para los vagabundos.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La brusca caída de las temperaturas que se registra en el centro de Europa en los últimos días, causa problemas de salud a las personas que padecen enfermedades cardiovasculares, alta presión, bronquitis y otras. Sin embargo, los más afectados por el frío son los mendigos sin hogar, ya que en las noches las temperaturas bajan en algunas zonas a unos 30 grados bajo cero. Los meteorólogos pronostican además que la próxima semana los termómetros marcarán unos 17 grados bajo cero durante el día.

Jan HradilJan Hradil Los centros de asilo están repletos y las alcaldías buscan dónde refugiar a los demás indigentes para prevenir que se congelen en la calle, según sostuvo Jan Hradil, alcalde del pueblo de Újezd, cerca de la ciudad de Brno.

”Insisto en que es obligación de las alcaldías de cada ciudad, cada población, brindar ayuda a las personas sin hogar. No es posible que dejemos que estos ciudadanos duerman bajo los puentes o en los parques cuando hace tanto frío”.

Los sociólogos advierten que en la calle viven cada vez personas más jóvenes, lo que se debe a que no consiguen trabajo y, por ende, no tienen dinero para pagar un alquiler.

En Praga hay unas 3.500 personas sin hogar. Los funcionarios de los centros sociales y casas de asilo dicen que la demanda de lugares de alojamiento supera la oferta. La capital dispone de unas mil camas para los vagabundos.

Semejante es la situación en Pilsen y Ostrava por ejemplo. En vista del frío actual, se buscan soluciones alternativas como por ejemplo, a las personas sin hogar se les ofrecen al menos asientos en los centros de asilo para pasar la noche protegidos del frío, dice Jan František Krupa, director de uno de esos centros en la ciudad de Ostrava.

Jan František KrupaJan František Krupa ”Disponemos de varios sitios donde podemos refugiar a unas 60 y hasta 70 personas para salvarlas del frío. Algunos mendigos ya aprovechan esta posibilidad. Estamos convencidos de que en los próximos días se incrementará el número de personas que buscarán dónde esconderse del frío, debido a que las temperaturas bajarán a unos 30 grados bajo cero en algunas zonas, según los pronósticos. Un asiento al menos podemos ofrecer a unas 130 personas más si fuera necesario”.

Las alcaldías decidieron alojar a los mendigos también en casas de la cultura y en centros deportivos en estos días de grandes heladas. Actualmente se llevan a cabo deliberaciones asimismo con la Iglesia Católica, que eventualmente podría socorrer a los indigentes en los monasterios.

30-01-2012