OCDE critica el sistema checo de inclusión educativa

14-02-2012

En escuelas diferenciales checas estudian inútilmente muchos alumnos que podrían frecuentar una escuela corriente. Así lo subraya el informe elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que critica el sistema de inclusión educativa checa.

El sistema checo de inclusión educativa no funciona debidamente. Un elevado número de niños sin discapacidad mental estudian en escuelas diferenciales del país debido al método erróneo de selección de alumnos. Así lo señala el informe elaborado por la OCDE, dado a conocer por el Ministerio de Educación checo este lunes.

El jefe de dicha Cartera, Josef Dobeš, dijo que el informe se basa en datos obtenidos en 2010 y que el Ministerio ha tomado medidas para rectificar los fallos del sistema, entre ellas, la introducción de exámenes a nivel general en el quinto y noveno grado de la educación básica.

Ministro Josef DobešMinistro Josef Dobeš “Los alumnos, los padres, los maestros y los directores en el quinto grado reciben la información sobre en qué nivel está el niño en matemáticas, por ejemplo. Y tras cuatro años, en el noveno grado, nos enteramos si la escuela logró desarrollar sus capacidades, lo que es esencial a la hora de decidir sobre su inclusión”, insistió.

Por su parte, el ministro de Educación en la sombra, el socialdemócrata Marcel Chládek, indicó que el sistema de exámenes a nivel general no ha dado buenos resultados.

Marcel ChládekMarcel Chládek “Quisiera advertir de la mala experiencia que tienen con dicho sistema en el exterior. Por ejemplo, en EE.UU. los exámenes generales hicieron bajar el nivel general de la educación. Ese sistema representa un gran peligro que podría dañar el sistema educativo de la República Checa”, resaltó.

El problema del concepto de la inclusión educativa es uno de los puntos más criticados por el informe de la OCDE. Por otro lado, el documento califica de manera positiva la introducción de nuevos métodos en el sistema educativo checo. El ministro de Educación, Josef Dobeš, resaltó que la OCDE aplaude la implantación de exámenes de bachillerato unificados, el nuevo sistema de valoración de maestros y el alto nivel de la Inspección de Educación checa.

14-02-2012