Obstáculos legales a trabajadores extranjeros amenazan la agricultura

29-03-2012

La Cámara Agraria checa y diversas asociaciones agrícolas han expresado su temor de que no haya suficiente mano de obra para la cosecha de este año. Los cambios en la ley que querían beneficiar a los trabajadores checos con respecto a los extranjeros, dejará las plantaciones sin temporeros, aseguran.

Foto: Archivo de la empresa BramkoFoto: Archivo de la empresa Bramko El argumento tantas veces repetido en cualquier sitio de que los extranjeros quitan el trabajo a los nacionales a menudo se encuentra con otro opuesto: los extranjeros hacen los trabajos que no quieren los del lugar.

Eso es lo que va a suceder en la agricultura checa, dicen representantes y productores del sector. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales cambió la ley este año limitando el acceso al trabajo a los extranjeros de fuera de la Unión Europea para favorecer a los nacionales.

Foto: Archivo de la empresa BramkoFoto: Archivo de la empresa Bramko Los trabajadores ucranianos, y también los eslovacos, son indispensables para los campos checos, como asegura Pavel Schwarz, de la empresa Sady Schwarz Vranov.

“Esta fuerza laboral es muy importante porque diez trabajadores extranjeros hacen lo que veinte checos”.

Además, por los bajos salarios que perciben los extranjeros, estos solo pueden ser sustituidos por discapacitados o pensionistas, dicen muchos productores. Pero la cosecha es un trabajo físico muy duro, especialmente en los invernaderos, y sin la cantidad de ucranianos que realizan tradicionalmente esa tarea, muchas hortalizas y frutas podrían escasear, dice Jan Veleba, presidente de la Cámara Agraria.

Jan Veleba, presidente de la Cámara AgrariaJan Veleba, presidente de la Cámara Agraria “Sin esta mano de obra no se pueden producir verduras, así que yo diría que todo el sector está amenazado”.

Los salarios en el campo checo llegan hasta los cuatro euros la hora, algo que la mayor parte de los desempleados del país no están dispuestos a aceptar.

La cuarta parte de las personas que cosechan un producto típico checo como es el lúpulo, ingrediente indispensable para la cerveza, son ciudadanos de países no comunitarios. Otro producto como la manzana podría empezar a escasear en beneficio de las importadas del extranjero.

29-03-2012