Nuevo Gobierno fija sus cuatro tareas prioritarias

15-07-2002

El nuevo Gobierno checo asume sus responsabilidades. El viernes pasado el presidente de la República Checa, Václav Havel, confirmó a Vladimír Spidla en el cargo de Primer Ministro y este lunes nombró a los demás miembros del nuevo gabinete.

Vladimir Spidla y Vaclav Havel, Foto: CTKVladimir Spidla y Vaclav Havel, Foto: CTK El nuevo Gobierno checo de coalición entra en funciones en momentos en que el país atraviesa una etapa de relativa estabilidad económica. La República Checa tiene actualmente una de las menores deudas externas a nivel de Europa a la vez que registra una significativa afluencia de capitales de inversionistas extranjeros.

El nuevo Gobierno pretende aprovechar esa favorable situación y continuar con las tareas cuyo cumplimiento inició el anterior gobierno socialdemócrata. El Primer Ministro, Vladimír Spidla, confía en la estabilidad de su Gobierno de coalición y en la disposición de sus miembros de superar la divergencia de opiniones que pueda surgir.

"Las negociaciones en torno a la composición del nuevo Gobierno checo y a su programa fueron bastante complicadas. Los resultados de las mismas, no obstante, son una buena premisa para el futuro. En caso de que el parlamento llegue a aprobar la declaración programática del gabinete, estoy convencido de que la República Checa tendrá uno de los Gobiernos más estables de su historia".

Vladimir Spidla, Vaclav Havel, Milos Zeman, Foto: CTKVladimir Spidla, Vaclav Havel, Milos Zeman, Foto: CTK Vladimír Spidla acentuó las cuatro tareas prioritarias que se traza su Gobierno. En primer lugar mencionó la necesidad de que los miembros del nuevo gabinete asuman pronto las tareas de sus respectivos ministerios. Destacó también la importancia de garantizar el buen transcurso de la cumbre de la OTAN a tener lugar en Praga en noviembre próximo. Otra tarea pendiente, según Spidla, es la entrada de la República Checa en la Unión Europea. Y el tema de mayor actualidad que requerirá una pronta solución es el brusco fortalecimiento de la moneda checa. Vladimír Spidla confirmó que su gabinete está decidido a mantener el ritmo de crecimiento económico del país. El cumplimiento de ese objetivo, indicó Spidla, demandará intervenir contra la corona checa, ya que su continuo fortalecimiento afecta a los exportadores nacionales y, por ende, podría tener un impacto negativo en la economía nacional.

15-07-2002