Nuevo Gobierno checo planea reforma de sistema de pensiones

17-08-2004

El programa del nuevo Gobierno checo debería estar listo este jueves. Los partidos de la coalición lograron hasta el presente el consenso en cuanto a préstamos para los recién casados y otras cuestiones de orden social y económico. La Socialdemocracia desea incluir en el programa también la reforma del sistema de pensiones.

De izquierda: Miroslav Kalousek, Stanislav Gross y  Pavel Nemec (Foto: CTK)De izquierda: Miroslav Kalousek, Stanislav Gross y Pavel Nemec (Foto: CTK) La reforma del sistema de pensiones es un tema sobre el que se debate desde hace años. La necesidad de su realización la habían planteado los dos gobiernos de coalición anteriores, pero la oposición rechazó los proyectos presentados.

El primer ministro, Stanislav Gross, reiteró la importancia de la reforma del sistema de pensiones, debido al latente peligro de que dentro de algunos años el sistema actual se desmorone debido al progresivo envejecimiento de la población checa. Los demógrafos advierten que dentro de un par de años, las contribuciones al sistema de pensiones por parte de los habitantes en edad activa serán insuficientes.

Stanislav Gross, aseguró no obstante que la reforma no debería suponer una gran carga para las arcas estatales.

Stanislav Grossc (Foto: CTK)Stanislav Grossc (Foto: CTK) "Los partidos de la coalición pugnamos por que en el programa gubernamental se respeten las posibilidades de las arcas estatales. Y esto es válido también en cuanto a la reforma del sistema de pensiones. Debemos estudiar todas las alternativas para ser capaces de cumplir lo prometido".

Su apoyo a la reforma lo expresaron también los demás partidos de la coalición gubernamental. El líder de la Unión de la Libertad, Pavel Nemec, señaló que el Gobierno tratará de elaborar el correspondiente proyecto cuanto antes.

"Queda por esperar que nuestro proyecto de reforma del sistema de pensiones sea acogido y apoyado por la oposición. Es indispensable que los cambios se operen lo antes posible".

La oposición adelantó que de hecho no se opone a la reforma de las pensiones, considerándola como una de las cuestiones fundamentales para la sociedad checa. El tema queda abierto.

17-08-2004