Nuevas protestas a favor de la independencia de la Justica en Chequia

Los checos han vuelto a tomar las calles de las principales ciudades del país para expresar su desacuerdo con el nombramiento de la nueva ministra de Justicia Marie Benešová.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová Políticos opositores y ciudadanos salieron este lunes a las calles de Praga, Brno, Ostrava y de otras decenas de ciudades para protestar contra Marie Benešová, la nueva ministra de Justicia a la que tildan de personaje cercano a los intereses del primer ministro Andrej Babiš.

Al igual que hace una semana los manifestantes fueron convocados por la organización ciudadana “Un millón de momentos por la democracia”. Entre muchos de los oradores de la jornada se encontraban representantes de Organizaciones No Gubernamentales, filósofos y políticos activos.

Una de las cabezas visibles fue, por ejemplo, Tereza Krištofová, portavoz de la agrupación anticorrupción denominada Reconstrucción del Estado, que expresó su preocupación por los cambios anunciados por la nueva inquilina de la cartera de Justicia.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová “Nos encontramos aquí porque estamos sumamente preocupados, nos inquieta el cambio efectuado en el Ministerio de Justicia precisamente un día después de que la Policía imputara al primer ministro Andrej Babiš. Nos preocupan las declaraciones de la nueva ministra de Justicia, Marie Benešová, sobre la reducción de personal en el sector. Eso llevará a ejercer una mayor presión sobre los jueces y fiscales”.

El primer ministro de la República Checa, Andrej Babiš, enfrenta cargos por sus sospechas de fraude de fondos de la Unión Europea, para la construcción de su hacienda conocida como El Nido de la Cigüeña.

Entre varios de los políticos activos se encontraba el líder de Top09, Jiří Pospíšil, quien en el pasado llevó la cartera de Justicia. En su alocución elogió la participación de la sociedad civil en las protestas, porque según él da fe de que a los ciudadanos les preocupa el futuro de su país.

Marie Benešová, foto: Marián Vojtek, ČRoMarie Benešová, foto: Marián Vojtek, ČRo “El hecho de que ustedes se encuentren hoy aquí pone de manifiesto que en la sociedad existe una gran preocupación por los asuntos civiles. La sociedad necesita una Justicia libre e independiente. Sin eso, seríamos como un país post-soviético”.

Los activistas y la oposición política aseguran que el nombramiento de Benešová que, desde su punto de vista protege los intereses del primer ministro Babiš, representa la mayor intervención contra el Ministerio de Justicia desde la época comunista.

La nueva ministra de Justicia, Marie Benešová, militó en el Partido Socialdemócrata, ocupó el cargo de Fiscal General, fue ministra de Justicia durante el gobierno tecnócrata de Jiří Rusnok de 2013 a 2014. Ocupó un escaño de la Socialdemocracia en la Cámara Baja de 2013 a 2017.

Son conocidos sus lazos con el presidente Miloš Zeman, del que fue asesora para asuntos jurídicos. En 2017 anunció que dejaba la política, pero ahora aceptó el cargo de ministra de Justicia, cartera que dentro de la coalición gubernamental corresponde al movimiento ANO de Andrej Babiš.

Los manifestantes adelantaron que convocarán nuevas protestas en Praga y otras importantes ciudades del país hasta que consigan que se garantice que la Justicia checa no perderá su independencia.