Nuevas autopistas dificultarán el transporte en Praga

28-08-2006

En poco tiempo la circulación vial en Praga podría llegar a enfrentar graves problemas. Los expertos en tránsito vial exhortan a las autoridades a tomar medidas de prevención.

La intensidad del tránsito en Praga ha alcanzado en los últimos años límites inimaginables. Esto se refleja en la creciente contaminación del aire, así como en los frecuentes congestionamientos de tránsito en la capital checa. Los expertos advierten que la situación se tornará pronto mucho peor.

Para finales del año deberían ser inauguradas decenas de kilómetros de nuevas autopistas que conducen de la capital checa hacia las fronteras con los estados vecinos. Debido a que hasta el momento no se ha construido un circuito vial alrededor de Praga, la apertura de los nuevos tramos de autopistas, según los expertos, podría causar un verdadero colapso del tráfico en la capital checa.

Los especialistas coinciden en que la ausencia de un circuito vial alrededor de la capital constituye precisamente el mayor problema de toda la red de carreteras en la República Checa. "Es un problema fatal", aseguró el experto, Petr Moos.

Cuando se inaugure, por ejemplo, un nuevo tramo de la autopista conducente a través de la ciudad de Ustí nad Labem hacia Dresden, la circulación de automóviles en esa autopista se incrementará en un 30 por ciento como mínimo. Al tiempo que se agravará el tránsito en Praga, por la que pasa la mayoría de las autopistas nacionales que comunican la ciudad de Ustí nad Labem.

Según los expertos, semejantes problemas se intensificarán para finales del año. Y es que, gracias a la modernización de la red de autopistas en la República Checa, crecerá también el número de conductores extranjeros que transitarán por este país, atravesando, naturalmente, la capital Praga.

28-08-2006