Nueva sustancia en la lucha contra los gases nerviosos

08-10-2019

Un grupo de científicos checos ha desarrollado una nueva sustancia que permite descontaminar de forma más fácil y menos agresiva la piel de los soldados o la superficie de un tanque contaminados por materias o gases peligrosos.

Foto: jarmoluk, Pixabay CC0Foto: jarmoluk, Pixabay CC0 En su paquete de primeros auxilios los militares tendrán a disposición en un futuro no tan lejano una nueva sustancia. Esta fue desarrollada por científicos checos y sus efectos son sometidos actualmente a prueba en el Instituto Militar de Investigaciones de la ciudad de Brno.

La nueva materia, en forma de polvo, tiene como base el óxido de titanio, o sea una sustancia nada especial, como indica Jiří Henych, del Instituto de Química Inorgánica de la Academia de Ciencias checa.

”El blanco de titanio está contenido más bien en cada pintura blanca, en las cremas o en las pastas de dientes. Sin embargo, el polvo desarrollado por nosotros se diferencia del original por estar compuesto de partículas mucho más pequeñas. Hemos procedido simplemente a la descomposición de las moléculas, transformándolas en nanopartículas”.

Que ese polvo tiene la capacidad de descomponer las sustancias nocivas es sabido por los científicos desde hace algún tiempo. Pero precisamente gracias a la descomposición de las moléculas en partículas diminutas, la capacidad absorbente del polvo es mucho mayor. Los científicos mejoraron aún más las cualidades de la nueva sustancia al mezclarla con nanodiamantes, como explica Štěpán Stehlík, del Instituto de Física de la Academia de Ciencias.

Jiří Henych, foto: Archivo de Jiří HenychJiří Henych, foto: Archivo de Jiří Henych ”Gracias a los nanodiamantes la nueva materia tiene una mayor capacidad de absorber las sustancias peligrosas. En nuestros experimentos hemos utilizado concretamente el gas de guerra somán. Las cualidades del nuevo polvo se deben a que contiene una mayor cantidad de moléculas capaces de descomponerse más todavía y los nanodiamantes llegan a mejorar la capacidad de absorción del óxido de titanio. O sea que el componente absorbe más luz, y más luz significa más energía libre para la descomposición de las sustancias nocivas”.

Gracias a los nanodiamantes, se aceleró tres veces el tiempo de descomposición de las sustancias nocivas al aplicarles el polvo desarrollado por los científicos checos.

De acuerdo con Jiří Henych, además de poder ser aprovechado por los militares contra los gases peligrosos, el nuevo polvo podría ser aplicado contra los pesticidas.

“Esto gracias a su capacidad de descomponer y desactivar algunas sustancias que cubren las plantas. Primero absorbe cierta cantidad de esas sustancias y luego se produce una reacción química cuando la molécula tóxica se descompone en partículas mucho más pequeñas. Y estas ya no producen daño alguno”.

Nanodiamantes, foto: Hiroaki Ohfuji, CC BY 4.0Nanodiamantes, foto: Hiroaki Ohfuji, CC BY 4.0 Otro aspecto positivo del nuevo componente es que para la descontaminación de las superficies se necesita una mínima cantidad de este. Un gramo del polvo llega a descontaminar una superficie de 300 metros cuadrados.

Se prevé que el nuevo polvo podría reemplazar los materiales que los soldados tienen actualmente en su paquete de primeros auxilios, por ser mucho más eficiente al ser aplicado contra las sustancias tóxicas. Además, basta con emplearlo en pequeñas cantidades.

Los especialistas afirman que la nueva sustancia permitirá también descontaminar la tecnología y los vehículos militares contaminados eventualmente con gases tóxicos de guerra de forma mucho más considerada para con el medio ambiente en comparación con los procesos de descontaminación aplicados actualmente.

En el desarrollo del nuevo componente descontaminante colaboraron con los científicos checos sus colegas de la ciudad sueca de Uppsala que pusieron a disposición su laboratorio de ciencias.

08-10-2019