Nueva resolución sobre violación de los derechos humanos en Cuba se convierte en manzana de la discordia entre la RCh y Polonia

01-03-2001

Una nueva resolución sobre la violación de los derechos humanos en Cuba que debía haber sido presentada a la ONU por la República Checa y Polonia, se convierte en manzana de la discordia entre los dos países.

Polonia dio a conocer que no presentará junto con la República Checa ante la ONU la tercera resolución que critica la violación de los derechos humanos de los cubanos por parte del régimen castrista.

La diplomacia polaca reaccionó así al hecho de que el ministerio de Relaciones Exteriores checo haya incluido en la resolución el pasaje que condena las sanciones económicas contra Cuba calificándolas de inútiles y contraproducentes.

El titular de Asuntos Exteriores checo, Jan Kavan, entregó esta nueva versión de la resolución a Suecia, país que este semestre preside la Unión Europea, sin consulta previa con Varsovia.

La condena del embargo económico contra la Isla ha provocado el malestar de los Estados Unidos que mantiene una postura firme en pro de las sanciones. La administración Bush dio a entender la semana pasada en Washington al viceministro de Relaciones Exteriores checo, Martin Palous, que su país insiste en el bloqueo económico.

La nueva temática de dicha resolución, que condena las sanciones económicas contra Cuba, podría ser apoyada, no obstante, por varios países comunitarios porque, a diferencia de Estados Unidos, la Unión Europea tiene interés en el intercambio comercial con la Isla.

La diplomacia checa cuenta también con el respaldo de los países en vías de desarrollo, donde los embargos económicos son en general bastante impopulares. Martin Palous visitará además la semana próxima a varios países latinoamericanos con el fin de buscar apoyo a la mencionada resolución sobre la violación de los derechos humanos en Cuba.

01-03-2001