Nueva mejora de Chequia en el ranking de percepción de la corrupción

La República Checa ha mejorado por segundo año consecutivo su posición en el Índice de Percepción de la Corrupción. Este es elaborado todos los años por Transparencia Internacional.

David Ondráčka, foto: Jana Přinosilová, ČRoDavid Ondráčka, foto: Jana Přinosilová, ČRo Chequia logró una ligera mejoría en cuanto a la percepción de la corrupción en 2018. Del puesto 42, alcanzado en 2017 al caer tres puntos, cayó nuevamente, esta vez al lugar 38 a nivel mundial, de acuerdo con datos de Transparencia Internacional que elabora este ranking.

A este favorable resultado ayudaron al país las buenas y estables condiciones para la fundación de nuevas compañías y para hacer negocios. El representante de Transparencia Internacional en la República Checa, David Ondráčka, recalcó a la vez cuáles son los principales problemas que este país debería superar.

”De forma permanente los políticos sueñan cómo alcanzaremos el nivel de los países desarrollados en lo económico y social. Pero en lo que respecta a la transparencia, la calidad del sector público, la lucha contra la corrupción, la imposición de determinadas reglas en varios sectores ya no todo funciona bien. Y la Justicia checa tampoco trabaja lo suficientemente rápido y de forma consecuente. Un serio problema que se registra desde hace algún tiempo es que algunos grupos con poder económico influyen también en la política y frecuentemente logran cambiar todo en su beneficio”.

Este es uno de los motivos, según Ondráčka, por qué Chequia no alcanza ni la media en la percepción de la corrupción entre los países de la Unión Europea que es de 65 puntos, y se sitúa en el decimosexto lugar en este ranking.

De los 100 puntos en total de la escala de corrupción que son designados a países con un nivel mínimo de corrupción, Chequia obtuvo 59 puntos, al igual que Chipre y Lituania. Eslovaquia, por ejemplo, tiene 50 puntos, Polonia 60 y Hungría 46. En el primer lugar del Índice figura Dinamarca, seguida de Nueva Zelanda. El tercer puesto lo ocupan Finlandia, Suecia, Singapur y Suiza. Mientras tanto, en el otro extremo se sitúa Somalia, que es el país más corrupto del mundo.

Foto: Pixabay, CC0 Public DomainFoto: Pixabay, CC0 Public Domain En lo que respecta a Chequia, Transparencia Internacional afirma que los puntos conquistados por este país son muy sensibles e insiste en la necesidad de dedicarle atención. Advierte por ejemplo del conflicto de intereses del primer ministro, Andrej Babiš, y destaca la importancia de mejorar las facultades de las instituciones democráticas. La organización subraya en especial el significado de la independencia de la Justicia y la Policía, y el respeto de las normas del Estado de derecho.

El Índice de Percepción de la Corrupción es elaborado por Transparencia Internacional desde 1995 todos los años. Los países son clasificados según el nivel de percepción de la corrupción en el sector público y la empresa, aprovechando una escala de 0 a 100 puntos. Los 100 puntos determinan al país donde la corrupción es mínima o ninguna, mientras que 0 puntos significa un alto nivel de corrupción. Los análisis los realizan de forma independiente 12 organizaciones especializadas internacionales que aplican 13 escalas de calificación. Los datos reunidos los entregan posteriormente a Transparencia Internacional que hace luego la comparación a nivel mundial.