Nueva Fiscal Superior quiere un equipo especial anticorrupción

31-07-2012

Después de muchas semanas de incertidumbre Lenka Bradáčová ocupará el cargo de Fiscal Superior de Praga. A pesar de sus éxitos en la lucha contra la corrupción la fiscal no cuenta con las simpatías de todos los sectores políticos.

Lenka Bradáčová, foto: ČTKLenka Bradáčová, foto: ČTK Lenka Bradáčová, de 39 años de edad, es la nueva Fiscal Superior de Praga. Su nominación, impulsada por el cesado ministro de Justicia Jiří Pospíšil, sonó las alarmas en una parte del escenario político nacional.

Conocida como una fiscal competente y completamente decidida en su lucha contra la corrupción, Bradáčová llega a la capital con planes claros y respalda la creación de un equipo especial de fiscales anticorrupción.

“La corrupción ha crecido de manera significativa y el sistema aplicado por la Policía y las Fiscalías no ha arrojado los resultados esperados. Es por eso que estoy convencida de que es necesario buscar una solución fuera de lo establecido, fuera de lo estándar”.

David RathDavid Rath La creación del equipo especial de fiscales fue respaldado en su momento por el Gobierno de coalición. Bradáčová reconoce que semejante equipo es algo que se sale del sistema actual, pero recuerda que instrumentos semejantes se aplican con éxito en varios países europeos. Los fiscales anticorrupción se harían cargo de la agenda de la Fiscalía Superior que dejaría de existir.

Uno de los éxitos más sonados de Bradáčová en la lucha contra la corrupción fue el caso del ex gobernador de Bohemia Central, David Rath, actualmente en prisión bajo graves cargos de corrupción.

Fue la primera vez en la historia del país en que un fiscal pidió que se detuviera a un alto representante político activo, independientemente de la protección que le concedía la inmunidad parlamentaria. El caso del antiguo gobernador sacudió las esferas políticas y sentó precedentes en la lucha contra la corrupción.

Jiří PospíšilJiří Pospíšil El antiguo ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, y el Fiscal General del Estado, Pavel Zeman, habían coincidido en que Lenka Bradáčová era el candidato ideal al cargo de Fiscal Superior de Praga, no obstante, la súbita y extraña destitución del ministro echó por tierra los planes, al menos en ese momento.

Bradáčová representa para varios políticos una piedra en el zapato. Tras una serie de obstrucciones el nuevo ministro de Justicia, Pavel Blažek, aceptó a regañadientes poner a Bradáčová al frente de la Fiscalía Superior de Praga. Siguiendo el estilo de trabajo aplicado hasta el momento, Lenka Bradáčová, anunció que revisará una serie de casos sospechosos que antaño se barrieron debajo de la alfombra.

Reconoció que para determinados grupos su lucha contra la corrupción resulta incómoda, pero que un fiscal debe contar con ello, porque muchas veces los intereses de algunas personas o grupos contradicen los intereses generales y las leyes vigentes.

31-07-2012