Nueva estrategia de seguridad checa cuenta con ataques preventivos

22-07-2003

Prevenir activamente los conflictos antes de que estallen y, en caso de necesidad, usar ataques preventivos, así se puede resumir la nueva estrategia de seguridad de la República Checa, aprobada este lunes por el Consejo de Seguridad del Estado.

Las prioridades de la nueva estrategia de seguridad las explicó el presidente del Consejo de Seguridad del Estado, el Primer Ministro checo, Vladimír Spidla.

Consejo de Seguridad del Estado, foto: CTKConsejo de Seguridad del Estado, foto: CTK "Los intereses estratégicos de la República Checa son en primer lugar la seguridad y la estabilidad dentro del espacio euroatlántico, el mantenimiento del papel estabilizador global de la ONU y el aumento de su efectividad, el fuerte vínculo transatlántico en el marco de la Alianza Noratlántica y el fomento de las relaciones estratégicas entre la OTAN y la Unión Europea".

La estrategia de seguridad checa hace hincapié en la solución de conflictos utilizando medios diplomáticos y políticos. Subraya, no obstante, que si la prevención y los esfuerzos por resolverlos pacíficamente fallan, la República Checa participará activamente en operaciones militares, explica Martin Kosatka, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"El Gobierno checo no descarta la posibilidad de ataques preventivos en el marco de la lucha contra el terrorismo mundial. El concepto de la autodefensa, tal como lo define la Carta de la ONU aprobada en 1945, ha cambiado como consecuencia de los nuevos peligros. No podemos esperar hasta que un grupo terrorista utilice armas de destrucción masiva contra nuestros ciudadanos, sino que, si hace falta, debemos emprender una operación militar preventiva".

La nueva estrategia de seguridad checa todavía será debatida en el Parlamento checo y, hasta finales de septiembre, presentada al Gobierno checo para su aprobación.

22-07-2003