“No voy a dejar morir la historia de Lidice”

08-06-2012

Con motivo del 70 aniversario de la masacre de Lidice, este domingo se realizará un acto en ese pueblo checo para conmemorar a las 340 víctimas mortales. El venezolano José Cheo Blanco, que vive en el distrito Lídice de Caracas, también estará ahí, recordando y honrando a los caídos.

José Cheo Blanco en LidiceJosé Cheo Blanco en Lidice El 10 de junio de 1942 el pequeño poblado de Lidice fue arrasado por las fuerzas represoras nazis en venganza por la muerte de Reinhard Heydrich. Al año siguiente, en 1943 fue fundada en Caracas, por orden del presidente Isaías Medina Angarita, la urbanización obrera municipal Lídice, en honor del pueblo checo del mismo nombre.

En total, 192 hombres, 60 mujeres y 88 niños murieron masacrados en Lidice. Esa fue la venganza ordenada por Hitler. José Cheo Blanco, que es el cronista e historiador del Lidice venezolano, no quiere que las nuevas generaciones olviden lo sucedido en el Lidice checo. La idea es reunir material suficiente para escribir un libro y hacer un documental, comenta.

José Cheo Blanco (a la derecha) en LidiceJosé Cheo Blanco (a la derecha) en Lidice “No voy a dejar morir la historia de Lidice, esa es la misión que tengo y por eso estoy aquí, porque he querido conocer de primera mano la verdadera historia de Lidice, la masacre, el holocausto que hubo el 10 de junio de 1942. Y me llamó la atención que estamos en el 70 aniversario de esa tragedia y en vista de que estoy haciendo la historia de la Lídice de allá de Caracas, Venezuela, de la Parroquia La Pastora, que el 10 de junio de 1943 fue inaugurada. Le dieron el nombre de urbanización obrera municipal Lídice, por un decreto de la cámara municipal del instituto federal, por aquella época”.

La idea de Cheo Blanco es también montar en su país una exposición que ilustre lo sucedido en ese pueblo checo.

LidiceLidice “La investigación que estoy haciendo me llevó a venir aquí para tomar los datos verdaderos de esa tragedia, venir al 70 aniversario, gracias a la diplomacia de Héctor Castillo, agregado cultural de Venezuela aquí. Me acompaña mi hija Ivonne, que viene siendo la reportera, la camarógrafa, para llevarme todo ese soporte para Lídice, para tratar yo de hacer el año que viene una exposición que sea una motivación para la gente de Lídice. Mucha gente ignora por qué viene ese nombre de Lídice. Y yo en mi investigación personal, la curiosidad me motivó a hacer este viaje para acá, con bastante esfuerzo y sacrifico y ahorrando”.

LidiceLidice Lo otro que le motiva es que en Venezuela hay muchas mujeres que llevan el nombre de Lídice y quizás no saben por qué.

“La tarea principal que tengo es buscar a las personas que se laman Lídice, contarles la historia de Lidice y decirles por qué llevan ese nombre. Tal vez sus padres se lo habrán contado, pero yo se lo voy a recalcar más, con datos, con fotos, investigación. Y creo que se van a quedar muy contentas porque a lo mejor ignoran, no saben por qué llevan ese nombre tan bello, tan humano, lo desconocen, y ahora con esta investigación se van a sentir más orgullosas de ese nombre y yo me siento muy contento y orgulloso de estar aquí”.

José Cheo BlancoJosé Cheo Blanco José Cheo Blanco ya visitó el Lidice checo, el miércoles pasado, y quedó impresionado con el monumento que recuerda a los 88 menores víctimas del terror nazi. Se entrevistó con autoridades del lugar, que lo invitaron a la ceremonia que se realizará este domingo, para recordar la masacre del pueblo, ocurrida exactamente hace 70 años.

08-06-2012