No hay acuerdo en el reparto de ministerios, la formación de gobierno se pospone para enero

04-12-2013

Las negociaciones para la formación del próximo gobierno checo se ralentizan y podrían no dar frutos hasta enero, según el Partido Socialdemócrata. La reunión de este martes para repartir los ministerios no ha aportado ningún avance de importancia.

De izquierda: Andrej Babiš, Bohuslav Sobotka y Pavel Bělobrádek, foto: ČTKDe izquierda: Andrej Babiš, Bohuslav Sobotka y Pavel Bělobrádek, foto: ČTK El próximo gobierno checo será, presumiblemente, una coalición entre el ganador de las elecciones, el Partido Socialdemócrata, el movimiento ANO, de centro-derecha, y el democristiano Partido Popular. Se trata de un cóctel ideológico de difícil combinación que está obligando a unas negociaciones lentas y complicadas a la hora de consensuar el programa de la futura coalición.

Pero además de las incompatibilidades programáticas, las tres formaciones también rozan a la hora de realizar el reparto de poder, representado por la distribución de los ministerios. Este martes el líder de la socialdemocracia, Bohuslav Sobotka, presentó su propuesta de carteras ministeriales a sus potenciales socios, sin que se llegara a ningún acuerdo concreto, como declaró.

Bohuslav Sobotka, foto: Filip JandourekBohuslav Sobotka, foto: Filip Jandourek “He tenido la oportunidad de discutir por primera vez con Andrej Babiš y Pavel Bělobrádek sobre cómo debería ser la estructura del Gobierno y de cuáles son las prioridades de cada formación a la hora de mandar a su gente a dirigir ministerios. Era realmente una discusión introductoria, una primera ronda. Hemos acordado que nos reuniremos de nuevo cuando Bělobrádek vuelva de su viaje al extranjero. Entonces podremos seguir avanzando”.

El presidente de los democristianos, Pavel Bělobrádek, efectivamente ha partido este miércoles a un viaje a Estados Unidos de 12 días, lo que retrasará inevitablemente las negociaciones. El democristiano Partido Popular, con solo 14 diputados, es el socio más pequeño y al mismo tiempo menos convencido de la viabilidad de la coalición. Bělobrádek declaró tras la reunión que veía las probabilidades de éxito de las negociaciones en un 70%. De hecho Sobotka afirmó que posiblemente la coalición esté lista en enero, mientras que hasta el momento confiaba en resolverla a mediados de diciembre.

Pavel Bělobrádek, foto: ČT24Pavel Bělobrádek, foto: ČT24 La propuesta de Sobotka se basaba en un gabinete de 17 ministros, o eventualmente de 18, tres o cuatro más que en el Gobierno actual, por lo que se supone que algunos de ellos serían ministros sin cartera. De estos solo dos corresponderían a los democristianos, ocho a los socialdemócratas y siete a ANO.

De todas formas el reparto de ministerios se halla subordinado al acuerdo entre las tres formaciones respecto al programa del futuro gobierno. Este sábado tendrá lugar otra reunión tripartita clave, donde se pondrán sobre la mesa principalmente el tema de la baja por enfermedad y las rebajas impositivas a padres con hijos. Mientras que en el caso de la ventaja fiscal a los padres se ve posible llegar a un acuerdo, el caso de la baja es más complicado. Los socialdemócratas quieren cambiar la ley actual, que establece que durante los tres primeros días de la enfermedad el trabajador no cobra su sueldo. El partido ANO no cuenta con realizar ningún cambio.

04-12-2013