No habrá límites de gasto en la campaña presidencial

23-02-2012

El Gobierno de Petr Nečas aprobó el anexo a la ley de votación presidencial directa que define las condiciones y plazos de las elecciones que elegirán al próximo jefe de Estado de la República Checa. La oposición critica que no se haya introducido en el documento el límite de gasto para los candidatos durante la campaña.

Las candidaturas para presidente de la República Checa, elecciones en las que por primera vez votarán los propios ciudadanos, deben ser presentadas por un grupo de 20 diputados, diez senadores, o en forma de petición popular con 50.000 firmas. La votación tendrá dos rondas. Tras la primera solo puede salir un ganador si obtiene más de la mitad de los votos válidos.

Estas son las características fundamentales del nuevo formato de elecciones presidenciales en la República Checa. Pero del límite de gasto permitido a los candidatos, cuestión de la que se venía hablando últimamente y que apoyaban todos los partidos, no se especifica nada en el texto.

Según la vicepresidenta del Gobierno, Karolína Peake, la falta de acuerdo dentro del Gobierno para la cuantía o el sistema que debería controlar el gasto, les decidieron por no incluirlo en el anexo.

Karolína Peake, foto: Archivo del Gobierno checoKarolína Peake, foto: Archivo del Gobierno checo “En la coalición de Gobierno hay partidos como Asuntos Públicos o TOP 09 que quieren introducir el límite presupuestario para las campañas electorales, incluida la presidencial, pero para esta que se nos avecina creemos que no es posible”.

Peake cree que si las elecciones presidenciales directas dependieran de un acuerdo de Gobierno y oposición sobre el presupuesto, seguramente no llegarían a aprobarse a tiempo para las próximas votaciones de comienzos de 2013. Por ello cree el Gabinete de Petr Nečas que es mejor dejar esa cuestión aparte e intentar acordarla por separada.

Pero la oposición no lo considera así. El Partido Socialdemócrata presentó incluso propuestas concretas sobre cómo debería funcionar el límite de gasto y criticó que no hubiera sido incluido en las normas publicadas el miércoles.

Para el líder socialdemócrata, Bohuslav Sobotka, los candidatos deberían emplear un máximo de 600.000 euros cada uno en la campaña, que tendrían que salir de una sola cuenta bancaria. Terminadas las elecciones, en un plazo de 60 días, los candidatos deberían presentar los comprobantes de cómo se ha usado el dinero. Sobotka también propuso que se declare la proveniencia de los patrocinios que superen los 2.000 euros.

Bohuslav SobotkaBohuslav Sobotka Pero críticos con el anexo de la ley electoral no se han mostrado solo políticos u opositores. El presidente del Tribunal Constitucional, Pavel Rychetský, envió al primer ministro y al consejo legislativo del Gobierno una carta en la que enumera toda una serie de comentarios al respecto. Para Rychetský el texto está lleno de imperfecciones y ambigüedades y pide a todas las instituciones constitucionales que ayuden en la preparación de la ley.

23-02-2012