Nečas aboga en Bratislava por eliminar discordias entre Eslovaquia y Hungría

20-07-2010

El primer ministro checo, Petr Nečas, destacó este lunes en Bratislava la necesidad de eliminar las discordias entre Eslovaquia y Hungría que podrían desestabilizar toda la región centroeuropea. Así lo expresó al entrevistarse con su homóloga eslovaca, Iveta Radičová, durante su primer viaje oficial al extranjero tras asumir el cargo.

Petr Nečas e Iveta Radičová, foto: ČTKPetr Nečas e Iveta Radičová, foto: ČTK El nuevo jefe del Gobierno checo, Petr Nečas, siguió la tradición y realizó la primera visita oficial a la vecina Eslovaquia que compartía hasta el año 1993 con Chequia un estado común.

En Bratislava expresó comprensión en cuanto a la postura eslovaca en el conflicto con Hungría. En mayo, Budapest ofreció a los húngaros radicados en el extranjero la posibilidad de pedir la ciudadanía húngara. Eslovaquia, que cuenta con una numerosa minoría húngara en su territorio, reaccionó aprobando una ley que posibilita quitar la ciudadanía eslovaca a los húngaros que lo hagan.

Nečas reiteró la necesidad de tranquilizar las pasiones y asegurar la estabilidad en toda la región.

Petr Nečas e Iveta Radičová, foto: ČTKPetr Nečas e Iveta Radičová, foto: ČTK “Cualquier indicio de una tensión política entre dos países comunitarios de Centroeuropa, bajo la crisis financiera global, puede reflejarse negativamente en la esfera económica. Esa es una de las razones por la que deberíamos esforzarnos por asegurar la máxima estabilidad posible en Europa Central”, dijo.

Por otro lado, Nečas y Radičová coincidieron en que las relaciones checo-eslovacas hoy día son excelentes. La primera ministra eslovaca dijo que se basan en tres palabras: “confianza, amistad y colaboración”.

Los jefes de Gobierno han coincidido en la posibilidad de realizar en el futuro sesiones comunes a nivel intergubernamental. Los ministros así podrían armonizar sus actividades en cuanto a la creación de autopistas en el paso fronterizo septentrional checo-eslovaco y medidas anti-inundaciones, entre otras cosas.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK Petr Nečas subrayó que los dos países tienen por delante tareas parecidas.

“Ambos países deben consolidar sus finanzas públicas y frenar su endeudamiento. Además, afrontamos el mismo reto en cuanto a la seguridad energética: el desarrollo del programa de la energía nuclear, por un lado, y la necesidad de no depender de una sola fuente de suministro de materias primas energéticas, por otro. Además, hay que armonizar nuestras posturas respecto al proceso de integración de la UE”.

Nečas y Radičová se han trasladado este martes a la capital húngara, Budapest, donde comienza la cumbre del Grupo de Visegrado, integrado por Chequia, Eslovaquia, Hungría y Polonia.

20-07-2010